DERECHO A OPINAR, DENUNCIAR Y CRITICAR

¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia?: Vitelio De Gracia Perigault

Las Catilinarias son cuatro famosos discursos que pronunció Marco Tulio Cicerón, senador y cónsul romano, entre noviembre y diciembre del año 63 a C., después de descubrirse y ser reprimida una conjura, encabezada por Lucio Sergio Catilina (destacado político romano), para dar un golpe de Estado.

Catilina, quien se había postulado para el cargo de cónsul tras haber perdido la primera vez, intentó asegurarse la victoria mediante sobornos (compra de votos). En vista de ello, Cicerón impulsó una ley que prohibía las maquinaciones de ese tipo. Catilinia, a su vez, conspiró con sus partidarios para matar a Cicerón y a miembros clave del Senado el día de la elección. Pero, Cicerón descubrió el complot y pospuso la fecha de las elecciones, para dar tiempo a que el Senado discutiera el intento de golpe.

Un día después de la fecha original de las elecciones, Cicerón habló al Senado sobre ese tema; la reacción de Catilina fue inmediata y violenta. En respuesta al comportamiento de Catilinia, el Senado emitió un senatus consultum ultimun (medida similar al estado de sitio moderno), así quedó suspendida la ley regular y Cicerón, como cónsul, fue investido con poder absoluto.

Cuando finalmente se realizaron las elecciones, Catilinia volvió a perder. Anticipando la derrota, los conspiradores ya habían formado un ejército. El plan era iniciar una insurrección en toda Italia, incendiar Roma y matar a tantos miembros del Senado fuera posible. Pero, nuevamente, Cicerón estaba al tanto. El 8 de noviembre convocó al Senado en el templo de Júpiter capitolino. Catilina también asistió a la reunión. Allí Cicerón pronunció la primera catilinaria que comienza con la célebre frase: ¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia? Marco Tulio Cicerón, en esa primera catilinaria señaló lo siguiente: ¿Hasta cuándo esta locura tuya seguirá riéndose de nosotros? ¿Cuándo acabará esta desenfrenada audacia tuya? Referencia “Catilinaria (Cicerón)”, Wikipedia.

Tengo fe en Panamá. Más allá de los momentos difíciles que vivimos, producto del desgobierno autoritario y plagado de escándalos, hay destellos de esperanza. Todos cometemos errores, de ellos aprendemos y nos fortalecemos. La solución está en nuestras manos, este 2012 debe ser un año de meditación y preparación para un mea culpa, vía exorcismo político.

Como ciudadanos, el primer paso debe ser de respaldo a la voz de alerta lanzada por el Tribunal Electoral con respecto a las reformas electorales. En detrimento de los electores, secuestrando la transparencia de futuras elecciones, los diputados oficialistas –con premeditación y secretismo– han introducido modificaciones a las reformas para proteger sus intereses partidarios, distorsionando así la ruta hacia la perfección de nuestra democracia. Estas modificaciones fueron objeto de intensa y pública discusión, por lo que no podemos permitir que de nuevo se burle el consenso público.

Otro tema de suma importancia es el nombramiento del nuevo administrador del Canal de Panamá. Luego de leer un correo de Lavítola en el que le solicitaba al Ejecutivo la búsqueda de un administrador potable (amigo), es obligación nuestra vigilar que el próximo en ocupar ese cargo cumpla con los estándares de transparencia, honestidad y eficiencia con los que Alberto Alemán Zubieta administró el Canal. Creo que de la misma institución debe salir el nuevo administrador y que Alemán Zubieta debe ser nombrado asesor en el tema de la expansión del Canal, la obra más importante de los últimos 50 años, por ser quien mejor la conoce.

Un tema adicional es la persecución de la que es víctima I. Roberto Eisenmann. Creo que no se trata de la persona, el tema de fondo es que se castiga, persigue y difama a todo aquel que critica al Ejecutivo y a su escandaloso desgobierno.

No podemos vivir en un país en donde tengamos miedo de opinar, denunciar y criticar los actos de corrupción y los sobornos. No tenemos vocación de eunucos.

El Ejecutivo tiene que poner punto final a estas generalizadas persecuciones, recuerde que su reinado tiene un límite de tiempo, y que los supermercados no se los puede echar al hombro y llevárselos al final de su periodo.

Al igual que Cicerón, nuestra paciencia tiene un límite... Y fecha de cierre en mayo del año 2014.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código