CRÍTICA INFUNDADA

Ceguera política: Larissa Samaniego

Recuerdo bien el día que decidí formar parte de las filas del Partido Revolucionario Democrático (PRD); había cumplido mis 18 años de edad y me dirigí al Tribunal Electoral para inscribirme. Desde entonces, han pasado 18 años de sentirme orgullosa de mi partido.

Con altas y bajas, el legado de Omar Torrijos se ha mantenido tras muchas generaciones. He visto pasar a cinco presidentes; al final del camino y viendo solo lo positivo, cada uno aportó algo al desarrollo de nuestro país. Cada mañana enciendo la televisión, leo diarios y me doy cuenta que entre los peores defectos de algunos políticos está no querer aceptar la realidad. Es algo tan obvio, que nos cuesta creer con cuanta facilidad se autoengañan, tanto dirigentes como seudodirigentes.

En el mundo empresarial el autoengaño puede resultar en pérdidas y, normalmente, apenas se detecta, se corrige. En el mundo político resulta en el descrédito y la burla, inclusive, de seguidores a los que el cuento no les suena real.

En días pasados leí una columna de alguien que, queriéndose autoengañar, escribió menospreciando las primarias, del PRD y del Partido Panameñista, por la “baja” participación de los miembros. ¿Será que desconoce la historia? Las primarias del PRD en las que se eligen todos los cargos han logrado, al menos, el 56% de participación. Sin embargo, en las que se celebraron en el 2003 para escoger solo al candidato presidencial, cuando Martín Torrijos era inmensamente favorito, votó el 22%. Un evento de este tipo no suele convocar a más del 20% de la membresía. Sucede diferente en otra en la que se eligen a diferentes candidatos en los 65 distritos, 628 corregimientos y 40 circuitos del país. Por otro lado, cualquier político sabe que para el 2014, salvo que no se dé ninguna alianza y al final participen buscando la presidencia tres candidatos independientes, además de los del PRD, el Partido Panameñista, CD/Molirena, Partido Popular y del Frente Amplio por la Democracia, los partidos podrán obviar consideraciones para con sus aliados. Pero todos saben que lo ideal es configurar alianzas y mientras más grande, más fuerte electoralmente serán.

Negar la fuerza del PRD, con 559 mil 451 miembros y 34 años de vida, es tratar de engañar a sus posibles seguidores. La campaña que se avecina no se ganará demeritando la militancia y vida partidaria de los adversarios; se requieren propuestas, organización y estructura (fuera del recurso económico), para hacer una buena presentación.

No se preocupen por el 34% de asistencia en las primarias del PRD ni por el 25% del panameñismo; el electorado está claro en qué partidos saben gobernar y cuáles tienen personas capaces para configurar un Gobierno, y conoce bien a los que solo buscan, demagógicamente, presentarse como alternativa, sin contar con el recurso humano para administrar a nuestro Panamá.

Aunque muchos llamados “políticos” digan que no hay ni habrá unidad en el PRD, se equivocan. Nuestro partido está comprometido con la democracia, por eso fue el primero que celebró sus primarias y dio el ejemplo al pedir al Tribunal Electoral, a través del Comité Ejecutivo Nacional, que las supervisara. Así se hizo el 10 de marzo y se hará el próximo 2 de junio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

19 Dic 2014

Primer premio

8 1 9 6

CBCB

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

0066

3er premio

0013