DOS EJEMPLOS

Centros históricos, en peligro: Edilia Camargo Villarreal

La reunión número 36 del Comité del Patrimonio Mundial empezó el pasado 26 de junio y tiene como escenario la ciudad de San Petesburgo, en la federación Rusa. Y no es que San Petesburgo corra peligro inminente, pero ese sí es el caso de Yaroslavi, al igual que el centro histórico de Panamá.

Les propongo a continuación reflexionar sobre ciertos paralelismos que ponen en alerta a la comunidad intelectual interesada por las similitudes en cuanto al tratamiento político, mal propio y negligente, que se le ha venido dando a la conservación del valor universal excepcional de ambos bienes inscritos en el Patrimonio Mundial. Hay que agregar que nuestro país es Estado miembro observador del Comité, no así la federación Rusa, que además es miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, junto a Francia, también miembro del Comité. Por América Latina solo quedan dos Estados miembro (México y Colombia) de los 21 (no más de 100, como se publicó) que componen este Comité científico de la Unesco.

¿Por dónde cojea San Petesburgo? Allá quieren construir una especie de tuza, es decir, una torre, “Centro Okhta”, con una altura de 403 metros, en el perímetro del sitio histórico. Un proyecto de la municipalidad frente al Gobierno central, de modo que las autoridades locales han solicitado al Gobierno central que revise la declaración de valor universal excepcional.

Hay otro elemento que quisiera destacar y es el papel activo que juega la Comisión de la Federación Rusa de Cooperación, como facilitador de la comunicación entre la Unesco y el Estado miembro. En nuestro caso, y desde que asumiera la presente administración gubernamental, la Comisión de Cooperación con la Unesco está en silla de ruedas y como sufriendo de un “derrame cerebral”... ni recibe ni transmite y ha dejado que se improvisen, tanto los mecanismos de transmisión como las posibles demandas de soluciones técnicas al problema de la conservación del valor excepcional universal del Casco Antiguo.

Por allí, en un momento dado la Presidenta de la Comisión, Lucinda Molinar, firmó el decreto reemplazando a Maruja Herrera, al frente del Instituto Nacional de Cultura, pero ya sabemos el efecto que esto tuvo... ¡A ver si se despierta! O, al menos, despierta a la Comisión.

Por otro lado, el Municipio de Panamá, pareciera haber aceptado la mutación que se hace del barrio de San Felipe, como parte de su territorialidad. Y este hecho tiene sus consecuencias, porque al podar San Felipe se injertan Santa Ana y El Chorrillo en el casco histórico, y sus problemas de conservación y rehabilitación. Esto justifica que la firma constructora Odebrecht, por unos 776 millones de dólares proponga en lugar de un túnel, un Estadio Maracaná, “fritródromo”, piscinas públicas en la Avenida de los Poetas, miradores, plataformas de observación y un puente marino alumbrado. ¿Qué le impide a Roxana Méndez, alcaldesa del distrito, pedir que se revise la Declaración de Valor Universal del Casco Antiguo? ¿Tendría que hacerlo Alcance Positivo, también? ¿O la Iglesia católica?

Amigos, el “club” de los Odebrecht no ha descubierto el agua tibia. La federación Rusa tiene un proyecto similar, no en San Petesburgo (la fachada bonita), si no en el Centro histórico de Yaroslavi, en donde son 13 los proyectos de “construcción para el desarrollo” que se pretenden hacer dentro del bien patrimonial mundial: museos, centros culturales, reconstrucción de la catedral, residenciales para oficinas, estacionamientos subterráneos, reconstrucción de puentes, gimnasios, o sitios para comer blinis (un plato típico del país) ¡Se les escapó esta! En ambos casos, el Comité ha clamado por una definición estricta del sitio para no caer en desbordamientos, como el que mencionamos anteriormente en San Felipe, igual para la identificación de la zona de amortiguamiento, plan de gestión y de conservación ...Y Yaroslavi, en San Petesburgo, al igual que el Casco Antiguo de Panamá sobrevuelan la lista de los sitios patrimoniales en peligro debido a la negligencia deliberada en dar las respuestas técnicas a los problemas surgidos con motivo del tratamiento politiquero de estos bienes del patrimonio mundial.

Tal vez, el dúo dinámico que actuó en la reunión precedente en París, que ahora se separa para mantener la confrontación en dos frentes, logre sacarle los secretos a los rusos para salir del atolladero o hacerles algunas promesas frente a los socios chinos del Canal. Ya sabemos nosotros lo que valen las promesas de este gobierno.

¿Qué opción le queda a la sociedad civil interesada? Ir al fondo de la Convención de Protección del Patrimonio Mundial y, sobre la base de un examen técnico y altamente especializado en jurisprudencia internacional, pedir al Comité y a la Unesco que defina nuevos delitos contra la humanidad, al comprobar el tratamiento deliberadamente negligente, impropio e irresponsable de ciertos gobiernos encargados de preservar y conservar los sitios históricos del patrimonio mundial en su territorio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código