CONVIVENCIA Y TOLERANCIA

¡Cerremos la ciclovía!: César Kiamco, hijo

Esa resultó ser la conclusión rápida a la que llegaron muchos conductores de vehículos en un reciente debate en las redes sociales sobre la ciclovía dominical en la cinta costera. Su argumento central era que la movilidad de la ciudad colapsa, al cerrar el tránsito vehicular en una dirección en esa avenida principal.

La percepción es que se beneficia a unos cuantos deportistas competitivos y se perjudica a muchos conductores, pero la realidad es que la iniciativa fue diseñada, sobre todo, para la recreación física de la población en general, como una herramienta de promoción de la salud pública, y no únicamente como una iniciativa para promover el deporte de “alto” rendimiento y competitivo.

¿Prueba de esto? Las 500 bicicletas que están disponibles, gratuitamente, todos los domingos para ser usadas por los ciudadanos, sin distinción, promoviendo que gocen del espacio público y disfruten la cercanía del mar. Discutir si la iniciativa es clasista y si la usan “tres gatos” o 10 mil personas, como se dijo en las redes sociales, es no reconocer que hay que traer más gente (hasta que nos quejemos porque está repleta) a disfrutar eso de lo que nos vivimos quejando: que no hay dónde tener sana diversión gratis.

El pasado domingo, 21 de febrero, por ejemplo, la ciclovía fue víctima de su propio éxito: coincidieron al menos tres eventos de organizaciones importantes y un sinnúmero de usuarios comunes.

Dicho eso, entiendo la inconformidad de muchos conductores por lo que denominan “tranques” los domingos.

Medidas paralelas de circulación vial resolverían los inconvenientes, como una revisión de las calles alternas y el despliegue de oficiales de tránsito que mantengan la fluidez, correctamente. Una oferta de actividad familiar como esta requiere esfuerzos de organización y comunicación efectivos.

La actual ciclovía, para garantizar el disfrute de todos, debe ser entendida como un espacio de convivencia y tolerancia; hay que pedirle a los colegas ciclistas que tengan paciencia con los niños que recién empiezan a montar bici o patinar. De la misma forma, es necesario que los padres y conductores recreativos sean ordenados, que controlen su manejo y vean bien por dónde avanzan.

Hay que aterrizar varios pasos que nos corresponden a todos: reforzar la educación de cómo usar la vía y tener autoridad, tanto la que orienta y enseña, como la que se pone más dura con quienes no pueden convivir.

Mientras no se enseñe claramente el objetivo y cómo se debe utilizar el espacio público, llamado ciclovía, seguiremos “pelando” y quejándonos.

Esa información de convivencia debe incluir desde modales y buenas costumbres en el derecho de vía, hasta cómo llegar (caminando, en auto o en Metro), dónde estacionar, cómo usar las bicicletas gratuitas y cómo disfrutar mejor el espacio público.

Un programa de voluntarios y funcionarios orientadores en sitio y una campaña permanente dirigida a todos los ciudadanos podría ser una solución.

Sin duda, hay cosas por corregir o ajustar, desde el carril que hace falta frente al Instituto Alberto Einstein, como revisar el horario, de 5:00 a.m. a 10:00 a.m., por ejemplo, para maximizar el beneficio de quienes la usen y minimizar el impacto en el tráfico vehicular del domingo.

La cinta costera podrá seguir siendo cuestionada en su origen –y eso requiere otra discusión–, pero se ha convertido en punto de encuentro y sitio para ver la ciudad de Panamá frente al mar, desde una nueva perspectiva, accesible a todos, sin distinción social.

La invitación sigue abierta: Usemos la ciclovía como un espacio público de convivencia y encuentro, apoyemos a las familias para formar mejores y más saludables ciudadanos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código