DOGMAS INACEPTABLES

Certezas fugaces en medicina: Xavier Sáez-Llorens

Ando hastiado de la podredumbre política circundante y de los espectáculos circenses de unos y otros. Mientras los ciudadanos comunes se pelean por apoyar al Gobierno o a la oposición, ellos arreglan tras bastidores y comparten acciones en múltiples negocios. Sindicatos, gremios, empresarios o medios, todos responden a sus propios intereses. La patria es solo una figura decorativa. Lo único importante es que cada quien, a su manera, pueda mamar de la teta económica estatal y gozar de poder sin tener que recurrir a esfuerzos laborales significativos. Mejor cambio de tema.

La ciencia médica derriba hitos o modifica conocimientos al optimar técnicas de investigación y métodos diagnósticos. Una “certeza” aprendida durante la carrera puede ser abatida poco o mucho tiempo después. En numerosas ocasiones, lo que ayer era dogma hoy es falacia. El galeno, por tanto, debe estar constantemente actualizando sus nociones para no perder vigencia y ofrecer calidad de atención. Tres casos ilustran mejor este paradigma. El primero es más bien un mito surgido de generalizaciones tergiversadas de la evidencia. El segundo tiene que ver con el nivel de grasas en sangre considerado peligroso para la salud cardiovascular. El tercero guarda relación con el valor real que poseen las dietas bajas en sal.

Prohibir tomar licor cuando se ingieren antibióticos es todavía una práctica extendida entre médicos y pacientes. La razón de esta recomendación se basa en la supuesta reducción de la efectividad del fármaco antimicrobiano. Aunque es cierto que el alcohol puede disminuir o incrementar la concentración sanguínea de ciertos medicamentos, las alteraciones son usualmente mínimas y raramente se asocian a adversidades clínicas. Algunos antibióticos (cefamandol, metronidazol, ketoconazol) pueden aumentar la concentración de alcohol en sangre e inducir un estado severo de ebriedad, conocido como efecto “Antabuse”. El mito de la prohibición surgió aparentemente en épocas de alta incidencia de sífilis y blenorragia como medida para evitar que el paciente se emborrachara y diseminara la enfermedad de transmisión sexual. Se pensó que una buena forma de aplacar la potencial propagación era advertir que el alcohol anulaba el beneficio terapéutico de las sulfas. Pese a la escasa evidencia de perjuicio, creo sensato sugerir que al tomar cualquier medicina, la ingesta alcohólica no debe ser excesiva.

En mi período formativo se enseñaba que el valor del colesterol no debía sobrepasar la suma de 200 mg/dL más la edad en años de la persona. Toda cifra superior traducía riesgo de enfermedad ateroesclerótica. Posteriormente, todo número arriba de 200 mg/dL, independientemente de la edad, era considerado anormal. Estudios epidemiológicos ulteriores indicaron que más importante que cuantificar el colesterol era determinar el nivel sanguíneo de otros marcadores lipídicos como triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol “malo”). En 2004, el Colegio Americano de Cardiología y la Asociación Americana del Corazón establecieron cifras de riesgo para todos los lípidos citados. Hace tan solo un par de semanas, sin embargo, nuevas recomendaciones echan por tierra parte de lo anterior.

El primer cambio es olvidarse del valor numérico del examen de laboratorio. Bajar la cantidad de colesterol no necesariamente minimiza riesgos. Los nuevos medicamentos tienen otros beneficios, quizás hasta más relevantes que reducir la concentración de lípidos en el torrente circulatorio. El segundo aporte es aconsejar que cada persona conozca su grado de riesgo para desarrollar enfermedad cardiovascular. A mayor riesgo, más necesario es utilizar los fármacos más potentes. Las guías incluyen una calculadora en línea para calcular dicho riesgo (http://my.americanheart.org/professional/StatementsGuidelines/PreventionGuidelines/Prevention-Guidelines_UCM_457698_SubHomePage.jsp). Si la zona de peligro para los próximos 10 años es igual o mayor a 7.5%, el tratamiento debe ser iniciado inmediatamente. El tercer consejo es prescribir solo medicinas que hayan demostrado convincentemente aminorar el riesgo de enfermedad. Las estatinas son las únicas drogas que exhiben inequívoca efectividad, independientemente del nivel de colesterol.

Por último, otro axioma tradicionalmente inculcado en medicina es que las dietas bajas en sal (<1500 mg de sodio por día) mejoran la salud cardiovascular. No existe ninguna sólida evidencia científica que apoye esta recomendación para individuos con o sin hipertensión. Una investigación reciente (American J Medicine 2013; 126:951) pone en entredicho esta popular sugerencia, advirtiendo que una alimentación baja en sodio puede empeorar el pronóstico en pacientes con riesgo cardio-metabólico. La restricción de sal puede bajar la presión arterial, pero el efecto es mínimo, transitorio e inconsistente. Algunos sujetos, incluso, muestran incrementos paradójicos de las cifras tensionales. Para colmo, la restricción de sodio puede inducir reacciones adversas secundarias por liberación de catecolaminas y afectación en el metabolismo de insulina o lípidos.

Aconsejo habitualmente a los médicos jóvenes que no crean ciegamente en nada porque los dogmas son inaceptables en ciencia. Deben aprender a cuestionar, con argumentos, lo que digan profesores, libros o revistas. Tienen que ser receptivos a las nuevas ideas, pero manteniendo un sano escepticismo y rigor académico. Exhorto a los pacientes a buscar galenos ansiosos por investigar y actualizar frecuentemente sus conocimientos, evitando el contacto con facultativos aventureros de la política o de los negocios. La fórmula asegura que su salud esté en buenas manos. Tomen nota. @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código