AGENDA DE LO URBANO

Ciudades equitativas y sustentables: Orlando Acosta Patiño

La ciudad de Medellín fue, en abril pasado, sede del Séptimo Foro Mundial de Urbanismo (WUF 7, por sus siglas en inglés). Equidad Urbana en el Desarrollo–Ciudades para la Vida, fue el lema que reunió a más de 25 mil personas, entre 500 alcaldes, jefes de Estado, técnicos y ciudadanos, para discutir el presente y futuro de las ciudades.

Se estima que hoy más de dos tercios de la población mundial vive en ciudades donde la iniquidad de ingresos ha ido en aumento desde la década de 1980, y en muchos casos este incremento ha sido impactante. Las iniquidades están presentes en los espacios urbanos, con ciudades divididas por fronteras invisibles en forma de exclusión social, cultural y económica.

El premio Nobel Joseph Stiglitz, en su intervención en el foro, destacó que “los pobres son los que llevan la carga de una ciudad que no se ha planeado bien. Sufren de falta de transporte, vivienda, espacio público y agua”. La desigualdad y la segregación son errores que conducen a una inestabilidad política y económica en países de la región, destacó.

Desde la perspectiva urbana, en Panamá hay mucha tela que cortar. La iniquidad y la asignación de recursos, y la renta generada sobre el suelo por el Estado como inversor, así como el sector inmobiliario son elementos clave para entender el cómo la riqueza se genera en las ciudades.

Los procesos a los que ha sido expuesta esta capital en su ámbito metropolitano revelan varias constantes: información confidencial y de manejo cerrado, inexperiencia técnica, alta rotación (por razones de política partidista) del personal dedicado al control del uso del suelo al nivel institucional. El abandono de la planificación como práctica y el intercambio de favores es la dinámica que impera.

La presión social queda sujeta al clientelismo y a la manipulación de grupos. La toma de decisión está mediatizada por coyotes o agentes que “engrasan” los engranajes-acción, que también cae bajo la dimensión opaca de agentes que, en algún momento, financiaron las campañas políticas de quienes ostentan el poder y que determinan las millonarias inversiones en el territorio.

La renta que engorda el valor del suelo, por la inversión inmobiliaria provocada por los grandes proyectos urbanos –llamada por algunos como plusvalía– fue uno de los temas discutidos por los grupos de investigadores urbanos en foros académicos y alternativos. También identificaron el conflicto social como detonador en la búsqueda de soluciones. Es necesario regular y garantizar que el incremento de la renta sobre el suelo pueda ser redistribuido, que los políticos entiendan el asunto, y que la academia logre investigar e interpretar los procesos.

Las grandes inversiones viales, el Metro, las cintas costeras, los rellenos en el mar, los nuevos frentes marinos para urbanización y la especulación en la venta de tierras nuevas al otro lado del Canal de Panamá, son algunos de estos ejemplos.

El conflicto social lo establece y maneja la agenda oficial que revela la falta de servicios básicos, de viviendas indignas en los distritos centrales, y la escasez de equipamiento en una gran porción del territorio metropolitano. La demanda por agua potable es el pan de cada día y noticia a toda hora. Se requiere que los sectores políticos entiendan el proceso y logren tomar conciencia del rol que tienen en este juego de la ciudad.

Lo urbano demanda atención; así lo puso en evidencia el foro. En los próximos 30 años la población citadina crecerá a 2 mil 500 millones. Siete de cada diez personas viviremos en ciudades. Urge la tarea de planificar y gestionar los asentamientos humanos para reducir la desigualdad y la pobreza e incrementar la equidad y la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones.

Los tugurios siguen creciendo en la mayoría de los países en vías de desarrollo, perpetuando la falta de acceso a servicios básicos y de representación en muchas comunidades vulnerables. Persiste la desigualdad de género que impide que las mujeres accedan a educación secundaria, empleo digno, representación política y salud reproductiva. Además, las desigualdades de los jóvenes se manifiestan a través de la discriminación en el acceso a la educación, niveles diferenciados de empleo y oportunidades de ganarse la vida, falta de participación en la toma de decisiones, y prejuicios contra las preferencias sexuales.

Considero de extrema importancia avanzar la agenda de lo urbano en Panamá. En vísperas de una elección general y de un nuevo gobierno, invoco a las fuerzas sociales, institucionales y política a poner en la mira a las ciudades para reducir la pobreza, la desigualdad, y avanzar en la discusión de este importante asunto que impacta a la mayoría de los ciudadanos de este país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código