INVERSIÓN

Claves para el avance agropecuario: Ricaurte Batista III

El principal problema para el sector agropecuario en Azuero es la escasez del agua. Año tras año, durante la época seca, vemos el mismo escenario: sol intenso y sequías extremas. Gobiernos van y vienen, el tiempo pasa, la tecnología avanza y nuestro agro sigue estancado en el atraso y la ineficiencia.

La historia de la humanidad ha comprobado que cuando hay una competencia libre y vigorosa entre los productores o las empresas, se impulsan las ganas de producir, de mejorar, superarse e innovar. Esto beneficia a los consumidores, en calidad y precio. Sin embargo, la realidad actual es que la chispa de innovación está apagada. La existencia de monopolios y oligopolios desmotiva a los pequeños y medianos productores, cuya posibilidad de competir es casi imposible por la excesiva burocracia gubernamental. Pareciera ser que los grandes productores han logrado, mediante el clientelismo o el amiguismo, que los gobiernos promulguen excesivas regulaciones, restricciones y leyes para satisfacerse a sí mismos. Para empeorar las cosas, a veces son ellos mismos los que han formado parte de los gobiernos que nos han estancado.

¿Cómo es posible que una sola compañía venda las mejores semillas de maíz y que la condicione a la compra de todos los insumos para la producción de ese grano, y que el precio del producto final sea el que la compañía establece?

Si un mediano productor de leche no tuviera que atravesar la gran barrera de regulaciones y de burocracia excesiva, entonces, el establishment de los grandes productores –que son pocos– se tambalearía y se verían obligados a buscar la forma de mejorar su precio o calidad.

No hay mejor “desarrollo agropecuario” que la investigación técnica y científica. Esta debería ser prioridad fundamental del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), por eso, debe invertir en la búsqueda de métodos innovadores para mejorar el ganado lechero, el aprovechamiento del agua y la producción de diferentes productos, entre otros aspectos, que limitan la capacidad de producir más productos de calidad a costos competitivos.

El presupuesto del Mida para 2015 representa el 1.87% del Presupuesto General del Estado, del que el 3.5%, irá al Instituto de Investigación Agropecuaria de Panamá. Su director había solicitado $15 millones para inversión en proyectos de investigación y mejoras en los laboratorios, pero solo se le asignaron $2.8 millones. Por lo tanto, la ausencia de libre competencia y mercado, junto a la carencia de investigación científica, seguirán entorpeciendo, de forma lenta, el avance del agro hacia un futuro de innovación tecnológica y prosperidad, que beneficie a los consumidores y productores y, por ende, a la economía nacional.

Solo el ahorro y la producción hacen crecer la economía. Y para producir más tenemos que evitar la excesiva burocracia y garantizar la libertad de mercado y la competencia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código