FLAGELO SOCIAL

Cocaína, pandillas y desempleo: René Quevedo

La historia del pandillerismo en Panamá ha estado asociada a la evolución de los patrones de distribución de drogas, así como a una cantera de jóvenes “obreros del narcotráfico” quienes, a pesar de los peligros, ven esa actividad como una salida para resolver sus problemas económicos.

Pablo Escobar dijo una vez: “mover droga es una profesión muy atractiva para un joven pobre, sin educación ni oportunidades”.

En el año 2004, se incautaron en el país de 3.3 toneladas de cocaína y en 2009 de 54.3, eso representó el 13% de las 400 toneladas que, se estima, circularon por nuestro territorio. Es decir, el volumen de cocaína que pasó por Panamá se incrementó 16 veces, disparando los “tumbes” y la violencia. Representó un 169% de aumento en el número de homicidios y 120% en el número de delitos.

En 2009, el valor comercial de la cocaína que circuló por nuestro territorio superó con creces los ingresos del Canal.

Ese año fue derrocado el presidente Manuel Zelaya, de Honduras, y el país cayó en la anarquía. Se desviaron recursos para estabilizar al Gobierno y se suspendió la asistencia antidrogas de Estados Unidos. El resultado fue una “fiebre del oro de la cocaína”, con vuelos directos desde la frontera entre Venezuela y Colombia hasta las pistas de aterrizaje en Honduras, con el telón de fondo de una lucha violenta por el control de ese corredor de las drogas.

En Panamá, el cambio en el flujo de cocaína se empezó a sentir en 2011, concurrente con una dramática disminución en las oportunidades de empleo sostenible para los jóvenes de entre 15 y 29 años, en una economía con perfiles de inserción laboral cada vez más rígidos, que pasó de generar 40 mil 400 empleos juveniles anuales (2004) a perder 10 mil 400 el año pasado (2014).

De hecho, entre 2007 y 2012, la participación juvenil en el crecimiento del empleo pasó del 28% al 14%, y el número de pandilleros aumentó de mil 385 a 7 mil 500, según el Ministerio de Seguridad. En otras palabras, hubo un aumento de 441%, 23 veces más que el crecimiento del empleo en ese lapso (19%). En los últimos tres años, el protagonismo juvenil en la expansión del empleo ha sido 5.3% (1 de cada 19 nuevos empleos).

La cocaína que hoy atraviesa el país no es la misma, y las perspectivas del narcomenudeo, como fuente de ingresos, son más complicadas. Pero las oportunidades de empleo estable para jóvenes son cada vez menores. Entre marzo de 2014 y marzo de 2015, 88 mil nuevos jóvenes empezaron a buscar trabajo, 22 mil de ellos universitarios, 13 mil que dejaron sus estudios secundarios y 15 mil que los culminaron e incursionaron en el mercado laboral. Sin embargo, hoy hay 254 empleos menos que hace un año, por lo que estos muchachos (as) compiten por plazas ya existentes, con escasas posibilidades.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código