RENOVACIÓN EXCLUYENTE

Colón, una ciudad en el ojo de la tormenta: Orlando Acosta Patiño

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205XfZxW8.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205XfZxW8.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/05/0_20141205XfZxW8.jpg

El reciente anuncio que hizo el responsable del Ministerio de Vivienda de que se reconstruirá la ciudad de Colón responde a las promesas de campaña del Sr. Presidente, pero es visto como una irrupción a la institucionalidad y las normas arquitectónicas.

Esta acción encierra en sí misma un planteamiento ideológico y económico. La propuesta de crear otra ciudad de Colón, fuera del recinto histórico de la isla de Manzanillo lanzará a la población hacia la periferia, lejos de los servicios y las facilidades urbanas. Tal propuesta parece estar guiada y vinculada a las élites económicas que se beneficiarán de las bondades de una acción de conservación patrimonial a posteriori, justo como sucede en el Casco Antiguo de la ciudad de Panamá.

Este planteamiento parece ser consecuente con las conclusiones a las que llegó el autor Eduardo Tejeira, en el artículo “Ciudad, patrimonio e identidad: Panamá y Colón”, publicado en la Revista Secuencia No. 81 de 2011, del Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, México, D.F., en el que sugiere que la conservación patrimonial se vincula a un beneficio económico.

El autor deduce que la conservación del patrimonio depende de las élites y de sus intereses. Bajo el contexto de una institucionalidad debilitada por parte del Instituto Nacional de Cultura y de su Dirección Nacional del Patrimonio Histórico, sin presencia territorial.

La posible recuperación a la que nos referimos ahora, pareciera corroborar lo que afirma el autor. Este sería el trasfondo que sitúa a la ciudad de Colón en el ojo de la tormenta, por tratarse de un escenario difícil de combatir o controlar, bajo un escenario dominado por los intereses económicos.

La alternativa de rehabilitar las 250 hectáreas de un territorio habilitado con calles, redes de servicios y de energía, y con magníficos espacios abiertos al mar no iría dirigida a beneficiar a los actuales habitantes. Al contrario, se aprovecharía tal “limpieza social” como una solución que permitirá la apropiación de la riqueza edilicia y los beneficios de la mejor localización urbana en el Atlántico.

Esta estrategia de intervención no hará sino acrecentar las iniquidades urbanas, detrás de las que están los grandes capitales, prestos a movilizar importantes recursos económicos, con tal de hacer efectivo el lanzamiento de la población del casco urbano fuera de la isla Manzanillo, y reubicarla en territorios impersonales y sin memoria.

Lejos de proponer un desarrollo equitativo de los beneficios que genera la ciudad y de empoderar a sus habitantes, la propuesta de intervención urbana que nos ocupa los alejará de su condición de ciudadanos y desarticulará del vínculo cultural que ocuparon durante décadas.

Además de inventar un proyecto de renovación, este pareciera ignorar los importantes productos e instrumentos de planificación que ya existen, gracias a la gestión de recursos oficiales y a la cooperación internacional, y que analizan la complejidad económica, social, arquitectónica y territorial de la ciudad de Colón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código