ADECENTAR LA POLÍTICA

Contriciones sin propósito de enmienda: Juan Manuel Castulovich

Abrigo poca esperanza de que quienes nos gobiernan, desgobiernan sería más apropiado, aparte de sus falsos actos de contrición, tengan intenciones serias de corregir su manera de ejercer el poder. Para eso, tendrían que entender la diferencia entre mandante y mandatario. Ser mandatario implica aceptar que el pueblo es el mandante y el soberano y merece respeto; y que el ejercicio de los cargos de elección impone como deberes la humildad, la transparencia y la rendición de cuentas. Ninguna de ellas existe en el “gobierno del cambio”.

Haciendo cuentas, faltan 16 meses para las próximas elecciones. Y hay tiempo para reflexionar, individual y colectivamente, sobre lo que los electores haremos ese día para evitar que vuelvan a ser elegidos los que nos han defraudado o se enquisten otros muy similares.

La reflexión que propongo debe comenzar por tomar conciencia de que nuestra capacidad soberana de decidir a quiénes elevamos a los cargos de elección popular dura un solo día, el de las elecciones. Si no escogemos bien, nos esperan cuatro años y 364 días, hasta la siguiente, para lamentarnos o arrepentirnos, pero servirá de muy poco.

Encasillados como estamos en un sistema electoral eminentemente perverso, que privilegia la partidocracia que, para colmo, pagamos todos mediante los inmorales subsidios, que sumarán más de 60 millones de balboas para el próximo proceso electoral, debiéramos tomar conciencia de que el día de las elecciones nos las jugamos todas. Allí decidiremos qué país tendremos en los próximos cinco años.

El sistema es perverso porque lo diseñaron los partidos, con el contubernio del Tribunal Electoral, para favorecerse ellos y no el pueblo. Nosotros somos el peldaño que siempre han utilizado y que intentarán volver a utilizar, empleando los mismos gastados y demagógicos discursos. Pero el sistema no cambiará, a menos que pongamos al frente del Ejecutivo y llevemos a la Asamblea Nacional a quienes acepten el compromiso primario y esencial de cambiar las reglas del juego, comenzando por instituir la revocatoria de los mandatos, todos, desde Presidente hasta representante de corregimiento.

Tímidamente, el sistema vigente contemplaba la revocatoria del mandato; pero entonces, para propiciar el transfuguismo, al inicio del presente gobierno, cedés y panameñistas, actuando de común acuerdo, decidieron eliminarla. El resultado no ha podido ser más patético. Lo hemos visto elevado a los máximos niveles de la desvergüenza.

Se pronostica que muchos de los transfugados, ante el deterioro del partido en el Gobierno, volverán a saltar en sentido inverso. Ya cosecharon al cotizar sus saltos y pretenderán volver a cosechar por haber “vuelto a ver la luz”. Y si nosotros nos tragamos el cuento, después se burlarán y con razón.

Las últimas reformas electorales, tal vez no bien entendidas en el momento de su aprobación, al imponer el mecanismo “un votante un voto”, aunque algunos crean haberse hecho una traje a la medida para estrenarlo en 2014, puede ser el arma que nos ayude a limpiar la que debe ser la sede de la voluntad del pueblo. Dependerá de que la usemos adecuadamente.

Los diputados diferentes que debemos elegir para la Asamblea Nacional es seguro que no podrán salir de los actuales partidos. Excepciones muy contadas son las de aquellos que merecen volver. Pero así como elegir malos candidatos lleva atada la penitencia, la falta de decisión de hombres y mujeres que pudieran hacer la diferencia y que estén dispuestos a correr como independientes facilita que los malos vuelvan.

En la reflexión que propongo, expresamente sugiero que las organizaciones, gremios y agrupaciones legítimamente preocupadas por el bien del país, se decidan a sumar a sus legítimas protestas, acciones tendentes a promover nuevas figuras para que se postulen como independientes. Nuestra política, más bien politiquería, es un asco, pero si optamos porque sus olores nauseabundos nos ahuyenten, se seguirán quedando solo aquellos capaces de respirarlos. Así de simple, pero también dramático, es el panorama que enfrentamos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código