REFLEXIÓN

Convicciones: Luis A. Sánchez M.

Es curiosa la manera como nuestra clase política demuestra que no tiene el menor recato, con tal de lucrar a costillas del erario. Lo acaecido estas semanas por el afán del Presidente de la República de concentrar el poder de los tres órganos del Estado ha logrado lo que solo el actual inquilino de El Renacer había logrado hace 20 años, es decir, unir en su contra a la mayoría de la población.

Observar cómo el simple hecho de estar del lado del gobernante de turno cambia radicalmente la opinión de los señores diputados, sobre X o Y proyecto, no puede ser más repugnante. Me preocupa tanto la aprobación de la Sala Quinta y la venta de las acciones de Cables & Wireless, como la falta de convicciones de los políticos panameños, quienes, motivados por sus intereses personales, defienden o desvirtúan dichas iniciativas parlamentarias. Gracias a los medios de comunicación hemos constatado cómo antiguos defensores de la Sala Quinta hoy quieren hacernos creer que son los más preocupados por el bienestar del país y la democracia, oponiéndose. Y antiguos detractores, incluido el Presidente, defienden su implementación como la panacea para la solución de los problemas nacionales.

En el caso del Presidente parece que dijera: ¿Por qué si el Toro se compró los casinos, yo no puedo comprarme las acciones de C&W? Y de paso acomodar una Corte Suprema a mi medida, de forma que si, por casualidad, a futuro algún funcionario del sistema judicial sufre un lapsus de decencia y decide investigar alguno de los negocios durante mi gestión, puedo asegurar un fallo a mi favor.

Ante este panorama es difícil determinar quién es más culpable; si los mencionados políticos o nosotros que los elegimos a pesar de conocerlos. Es tal la avaricia que los consume que no se percatan de que ya no engañan a nadie cuando con sus discursos populistas pretenden hacernos creer que decisiones erradas y tan cuestionadas como las descritas son por y para el bienestar del pueblo.

Al igual que la mayoría de los ciudadanos panameños, añoro el día que este país tenga la dicha de poder elegir entre sus candidatos a un verdadero estadista, a uno realmente comprometido con el bienestar social del país y dispuesto a defender los intereses de la nación y no solo los propios y los de sus allegados. Con la suficiente integridad moral para modificar el método de escogencia de los magistrados de la Corte Suprema, de manera que tengamos un sistema judicial realmente independiente y vertical en sus actuaciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código