ECONOMÍA

Crecimiento y distribución de la riqueza: Yony Escalera García Becerra

Desde hace mucho tiempo, le doy vueltas en mi cabeza a la idea de cómo mejorar la distribución de la riqueza en Panamá. Para eso era necesario investigar, consultar y, sobre todo, ir a los barrios en donde realmente la gente experimenta esa mala distribución, día a día.

Se dice que la expansión económica es el motor que asegura el desarrollo. No tengo la menor duda, por eso mi lema es “producir con la derecha para repartir con la izquierda”. Ahora bien, antes de dejar sentada mi posición con respecto a este tema, quiero hacer una relación de los factores que han influido para que el abismo entre los más favorecidos y los que nada tienen, sea más ancho que el océano Atlántico. Los Gobiernos de los últimos años se jactan de haber propiciado un crecimiento económico superior al de países más ricos de la región, sin preocuparse por el aumento de la pobreza que padecen más de un millón de panameños.

Pienso que es preferible rentas (ingresos) per cápita más bajas, distribuidas equitativamente, que rentas muy altas, distribuidas de modo menos equitativo. Se dice que la expansión económica es condición necesaria para atacar los problemas de la pobreza; no comparto esa opinión, porque el crecimiento económico es solo un medio y, como tal, no asegura una buena distribución de dicha riqueza.

Hay que diferenciar entre desarrollo con inversiones, exportaciones o crecimiento económico, porque las políticas financieras no crean, por sí solas, los instrumentos de apoyo a grupos marginados, ni desembocan en medidas de redistribución de la riqueza. Estas políticas deben ser creadas por el Estado, con una activa participación social. ¿En dónde quedó el documento firmado por un grupo importante de países, denominado los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cuya primera meta es reducir la pobreza extrema a la mitad en 2015 y, en su totalidad, en el 2025?

Conozco bien esos sectores en donde es común que los niños se acuesten sin comer, porque vengo de una familia humilde. Sé la desesperación que vive una madre que carece de lo elemental para alimentar a sus hijos. Por eso no comprendo cómo un Gobierno se gasta más de mil millones de dólares en la compra de corredores y reparte millones más en partidas circuitales a los diputados para obras comunitarias que nunca hacen. Mientras tanto muchas familias claman por acueductos, sanitarios y acceso a una dieta balanceada para que los niños crezcan, estudien y sean útiles a la patria. No me malinterpreten, las empresas son necesarias porque generan riquezas. Pero deben retribuir lo justo al fisco, sin traumas, pensando en contribuir con la paz y la democracia, para evitar explosiones sociales que acabarían con el encanto de este crecimiento económico que nos hace ser la envidia de muchos países vecinos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código