SOCIEDAD

Crecimiento económico y luchas sociales: Miguel Ramos

Siempre hemos considerado que los fenómenos sociales solo pueden ser cabalmente comprendidos si se examinan en el marco de un proceso históricamente determinado. Una sociedad en proceso de desarrollo es compleja y en ella intervienen toda una serie de factores tanto internos como externos.

Es necesario establecer con mucha claridad que Panamá al haber superado el colonialismo, desde el año 2000 entraba en una nueva fase de su historia y se tenían, necesariamente, que acometer toda una serie de tareas cónsonas con la nueva situación, porque en todo nuevo período histórico emergen a la superficie toda una serie de contradicciones que estaban aparentemente enterradas.

La experiencia histórica del capitalismo desde el siglo XVIII, junto con los procesos de descolonización del siglo XX demuestra que una vez que se logra la independencia, se inicia un proceso de consolidación política y económica de las clases dominantes y de su marco institucional.

En el caso de Panamá la recuperación del Canal y sus áreas revertidas ha beneficiado, fundamentalmente, a la burguesía panameña, lo que era lógico esperar. Pero en la especifidad panameña en virtud de que el colonialismo cubrió solo el enclave canalero, se produjo un proceso de crecimiento y desarrollo de las clases subordinadas en el resto del país.

Lo que parece estar sucediendo en Panamá es que la burguesía local y sus élites políticas no han comprendido lo que sucedió en este país, en el año 2000, y no han acometido seriamente las nuevas tareas que esta sociedad exige en la nueva situación histórica. Este hecho se pone de manifiesto con la agudización de todos los problemas sociales, políticos e institucionales que nos afectan a diario. En el campo económico, si bien se registra un boom económico de larga duración, este se orienta a la consecución de un modelo regional y sectorial totalmente desequilibrado, con todos los males que el mismo genera.

La insurgencia social de Colón, que es la tercera en menos de tres años en el país, se enmarca como manifestación de una crisis de la sociedad y el Estado muy profunda. Ante la incapacidad de nuestra clase dominante de comprender el nuevo período histórico que atraviesa nuestro país, las clases subordinadas están preparándose para desplazarla del poder.

En nuestra historia este hecho ya se dio de manera parcial, con el golpe de Estado del 2 de enero de 1931, ejecutado por Acción Comunal, y con el golpe de Estado de 1968. Ambos eventos fueron el resultado de una profunda crisis política, social e institucional.

Este proceso de preparación política de las clases subordinadas es bastante accidentado y complicado, pero como tendencia es un camino que la historia está marcando y que se producirá como producto del irreversible deterioro del sistema político actual.

En el modelo de los ciclos largos, Nicolai Kondratiev nos dice que las crisis políticas, las revoluciones y las guerras se producen, precisamente, en las ondas largas de prosperidad económica, lo que es coincidente con la situación actual de Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Ago 2017

Primer premio

0 2 7 4

DDDC

Serie: 24 Folio: 6

2o premio

4193

3er premio

9820

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código