Facebook Live: El impuesto de inmueble y el patrimonio familiar Ver más

CRISIS DE GOBIERNO

Creer en el Panamá que soñamos: Edgardo Lasso Valdés

Con gran preocupación, observo el desenlace de los acontecimientos políticos, iniciados con el anuncio de la destitución del vicepresidente Juan Carlos Varela del cargo de ministro de Relaciones Exteriores.

Del lado gubernamental, los comentarios sobre la personalidad del vicepresidente Varela no pueden ser más denigrantes. De parte de los partidos en oposición, incluyendo al Partido Panameñista, que preside el excanciller Varela, los epítetos de corrupción que involucran a altos personeros del Gobierno son expresados, libremente, por los voceros, autorizados o no, de los partidos opositores.

Pareciera ser que los políticos, del Gobierno y de la oposición, ignoran que estas acusaciones de corrupción que brindan a los medios nacionales e internacionales generan la dudas entre los inversionistas. ¿Quién, dentro y fuera de nuestro país, va a arriesgar su dinero, haciendo empresas o depositando en instituciones financieras establecidas en Panamá?

Los corruptos solo actúan en beneficio de sus propios intereses; luego no se puede esperar nada bueno de su parte. Siendo esto así, la conclusión lógica ante el proceder de los políticos es que están convencidos de que el país es su hacienda particular y, por tanto, pueden hacer y decir lo que les venga en ganas. Si lo que dicen, no le agrada a los “intrusos” en su hacienda, pues que se larguen de sus predios. Lo que ningún político ha podido comprobar, es la legalidad y validez de su proceder, como dueños absolutos del país que los cobijó desde su nacimiento.

Cuando el gerente de un banco actúa como dueño absoluto de la institución financiera que administra, ignorando las instrucciones y guías de los verdaderos dueños –sus accionistas– el resultado es el caos que, generalmente, termina en la liquidación del banco, con la pérdida de dinero de los depositantes y los dueños.

En el caso de un país, los dueños son todos los que allí nacieron, y los gobernantes son los administradores, escogidos por los dueños para que lo administren como un buen padre de familia, buscando lo mejor para sus residentes. Debemos colegir que si los administradores del país toman acciones que van en perjuicio de los mejores intereses de la patria, no cumplen con su obligación de buscar siempre mejores días para todos los gobernados. Cuando personas preocupadas por las consecuencias negativas para el país hacen señalamientos adversos a la gestión del Gobierno, los políticos que ocupan diferentes cargos administrativos públicos, denigran a los quejosos, tratando de acallar las voces de preocupación, en lugar de analizar y corregir el rumbo de la administración pública o encontrar mérito en esos cuestionamientos.

Equivocarse es de humanos, y solo las personas que cometen desatinos, sin malicia, son capaces de aceptar su error y corregir, buscando acatar el mandato constitucional y el juramento público de cumplir y hacer cumplir la Constitución Nacional y las leyes que reglamentan la justa convivencia pública.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código