ALERTA: Moradores de Juan Díaz bloquean el corredor Sur, a la altura de Don Bosco.

POLÍTICAS PÚBLICAS

Criminología, realidad nacional: Luis Carlos Samudio Guerrero

Ante el escenario de violencia e inseguridad en que vivimos y, como docente preocupado por el aumento delincuencial en nuestro país (tal como lo reportan las estadísticas criminales desde 1990 hasta la fecha), considero que debemos apoyar la carrera de criminología, como se ha hecho en otros países.

La criminología, como disciplina social, busca descubrir y comprender la naturaleza del crimen, sus motivaciones, sus raíces y su impacto en la sociedad. También dirige sus esfuerzos a comprender la mente criminal y el entorno en que se origina y desarrolla. Tiene un fuerte componente social y de servicio comunitario.

Nelson Mandela dijo: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. Por esto, me llama la atención y veo, con preocupación, a los estudiantes de la licenciatura en Criminología de la Universidad Interamericana de Panamá, porque ellos tras culminar su carrera, con tantos sacrificios académicos y económicos, se enfrentan a espacios laborales escasos.

Recientemente, docentes que participaron en un seminario sobre mediación de conflictos señalaron que debe haber una comunicación entre las partes interesadas, universidad y Estado, para la integración de estos profesionales, toda vez que ellos están capacitados para laborar tanto en instituciones gubernamentales como privadas, en los centros penitenciarios del Ministerio de Gobierno y Justicia, en la Policía Nacional, en el Ministerio Público, el Órgano Judicial, Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Educación.

Hay que poner en ejecución el Decreto 260, de 7 de junio de 2006, “Que adopta lineamientos generales para una política criminológica del Estado panameño”. Este plantea la necesidad de una participación coordinada de todos y cada uno de estos sectores de la sociedad, teniendo dentro de sus acciones previas la de “crear y reglamentar el funcionamiento de un organismo, un ente rector, con independencia y autonomía presupuestaria, supeditado al Órgano Ejecutivo, que lidere, planifique, coordine, supervise y evalúe la ejecución de la política criminológica”. Además, la Asamblea Nacional debe aprobar la Ley de Criminólogos que han propuesto estudiantes y profesores de la Universidad Interamericana.

El catedrático español Antonio García-Pablos de Molina señala que desde mediados del siglo XX, “se presentó un cambio de paradigma en la ciencia criminológica, fijando su atención en los procesos de criminalización en el ambiente social, pero estudiando también a la víctima”. De forma que podemos decir que la política criminológica es la estrategia, y la política criminal es la táctica. Somos conscientes de que no podemos eliminar la delincuencia, pero sí reducir su gravedad y minimizar su impacto negativo. Para eso, debemos apoyarnos en el recurso humano que están formando las universidades en este campo.

Hay que crear las oportunidades y abrir plazas laborales en las instituciones, para que estos jóvenes profesionales puedan aportar sus conocimientos y contribuyan al logro social de la convivencia pacífica y la tolerancia en nuestras comunidades, para vivir en paz y con seguridad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código