CASTIGO A LOS CORRUPTOS

Crisis sin un final feliz: Alvaro Lasso Lokee

Crisis sin un final feliz: Alvaro Lasso Lokee Crisis sin un final feliz: Alvaro Lasso Lokee
Crisis sin un final feliz: Alvaro Lasso Lokee

En Panamá se han dado muchas crisis en el ámbito político que habitualmente no terminan con un final feliz. Por lo general, los escándalos se desatan cuando alguien dentro del sistema se desahoga y termina cantando las intimidades o se destapan por algún tapujo que los medios revelan, que comúnmente se conocen de antemano, pero nadie hace nada.

Nuestros sistemas administrativos no son capaces de detectar las irregularidades y los controles, que supuestamente existen, son completamente ineptos. Para enterarnos de la corrupción dependemos de algún desleal que se sienta traicionado para que todos nos podamos dar cuenta. Que irónico.

Buscar la oportunidad de mejorar o cambiar sería lo ideal y, quizás, los panameños no estaríamos tan escandalizados como nos ocurre con frecuencia. Tenemos el recuerdo fresco cuando un diputado reveló que su voto fue comprado para elegir a unos magistrados y la picardía no terminó en nada, solo en un show de televisión. Dicen que había involucrados peces gordos pero las evidencias desaparecieron misteriosamente.

Otro hecho parecido sucedió cuando el entonces coronel Roberto Díaz Herrera, de las Fuerzas de Defensa, reveló las andanzas del comandante (general Manuel Antonio Noriega) que término preso en Miami. El dictador, que decía “Ni un paso atrás”, siguió controlando todo hasta el 20 de diciembre de 1989 cuando fuerzas armadas del Ejército de Estados Unidos se lo llevaron como delincuente. Ahora un magistrado de la Corte Suprema de Justicia, revela, sin asco, lo que nos hemos acostumbrado a oír. Las reacciones de nuestros dignatarios suenan a canciones románticas y esquivas.

Las crisis de esta magnitud no suceden de un día para otro y los responsables somos toda la sociedad que permitimos estas diferencias. Sin embargo, los principales culpables que tenemos de esta calamidad son los que dirigen la nación, que deben cumplir con su papel de vigilancia y fiscalización. Si no hacen nada, se involucran en la responsabilidad, cuando descuidan sus verdaderas tareas del buen funcionamiento y elección de quienes lo representaran en estos cargos. No pueden salir eximidos cuando una sociedad civil exige un proceso y las elecciones de magistrados de mayores consensos, con trayectorias impecables.

La corrupción en los distintos órganos del Estado no es nueva, pero los procedimientos y los controles siguen siendo los mismos. El hecho de no interferir o suponer que hay supuesta independencia, no impide que se hagan limpiezas a fondo. El liderazgo mediocre es el que facilita la corrupción y que toda siga igual, a diferencia de un liderazgo eficaz que no permitiría que el sistema continúe con más escándalos y pueda facilitar una percepción de mayores controles.

El show de no intervenir en otro órgano del Estado iba bien, hasta que los dos nuevos magistrados votaron por el candidato que más denuncias tiene y fue puesto por el mayor fugitivo del país. Estos grandes errores son los que provocaron el escándalo. Esperamos que no impida que el mayor de los maleantes de Panamá pueda salir impune ante los delitos por los que se les procesa y que la mayoría esperamos verlo condenado.

El país necesita que esta crisis del sistema judicial tenga un final feliz, que significa una limpieza coherente y las clasificaciones de partidos se acaben y las mafias de llaves y candados u otras similares también se terminen. Los procesos de elección no pueden seguir siendo iguales.

La nueva constituyente también debe ser una contribución para tener estos controles, que no sabemos por qué la demoran tanto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código