CORRUPCIÓN

Crisis política de la oligarquía tradicional: Antonio Saldaña

Las crisis políticas pueden ser coyunturales o estructurales. La coyuntural comprende un período corto o de mediano plazo en el marco del proceso que afecta la gobernanza. Sin embargo, la crisis política de carácter estructural es un conjunto de actividades en las que se altera el modelo o el sistema y las relaciones entre los actores políticos y sociales que lo componen, produciendo, durante un largo tiempo, momentos de inestabilidad institucional, hasta encontrar el reacomodo del sistema a las nuevas condiciones. Reajuste que puede generar más o menos sobresaltos o violentos movimientos políticos.

Una inestabilidad estructural es básicamente un problema de legitimidad, siendo el instrumento que es la institución de representatividad por excelencia de una sociedad políticamente organizada (Estado), el objeto de los mayores ataques, dado el hecho de que es el ente donde se ven reflejados sus valores e intereses. El descontento, la desconfianza, la desaprobación o el desconocimiento de los representantes políticos, así como las tensiones, disfunciones y contradicciones que en el seno de la sociedad se han ido acumulando, son algunos de los indicios graves de que el conflicto está próximo a su desenlace.

En efecto, los hechos ocurridos en el gobierno pasado y el relevo en el poder de una fracción de la oligarquía por otra, demuestra que la crisis política estructural de esta clase como grupo hegemónico desde el inicio de la República, solo interrumpido por un breve intervalo, se encuentra en sus últimos estertores.

Hoy, decenas de conspicuos personeros del gamonalismo criollo o sus adláteres están siendo procesados judicialmente por delitos contra la administración pública, hecho notorio y generalizado; y cientos de millones de dólares se erigen como lesión patrimonial al Estado.

En consecuencia, sería un grave error de apreciación observar el delito de la corrupción pública como una situación aislada del proceso histórico de deterioro de las relaciones de dominación política establecidas por personas unidas por vínculos de parentesco y de negocios, generalmente pertenecientes a una misma clase social; asociación de carácter político denominada oligarquía.

De manera que es una obligación ética del “país decente”, (capas medias profesionales y el panameño de a pie) identificar el tipo de crisis que agobia al pueblo panameño, liderar la renovación de los partidos políticos secuestrados por el gamonalismo y conducir por los cauces civilizados y pacíficos la revolución democrática que ponga fin al desencuentro determinado por la ingobernanza e ingobernabilidad de la República por parte de estos tradicionales grupos de poder. ¡Así de sencilla es la cosa!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código