INMIGRACIÓN

Crisol de Razas, debate insuficiente: Jorge Iván Mora

Hace más de 15 años el argumento era el mismo por la llegada de extranjeros a Panamá, principalmente de Colombia. Los ignorantes los acusaban de la inseguridad, los “panameños puros” se rasgaban las vestiduras regando la especie peligrosa de una invasión colombiana para tomarse este país, los moralistas hablaban de perversión de las costumbres y los patrones abusadores se frotaban las manos para pagar más barato la mano de obra, y en ocasiones, coaligados con funcionarios corruptos, extorsionar al extranjero y deportarlo para no pagarle sus salarios.

Fue censurable el discurso de los precandidatos presidenciales en 2008, con el argumento barato de colocar visa a los colombianos. Cuando Ricardo Martinelli asumió la Presidencia yo esperaba lo peor en materia migratoria debido a sus intervenciones públicas como candidato. Sorprendió con Crisol de Razas, cuya autoría, al menos en el Gabinete, fue del entonces vicepresidente Juan Carlos Varela. La percepción cambió. Estos últimos años Panamá creció gracias a su gente y también a los extranjeros. Tenemos oportunidades para todos. Los extranjeros invierten, crean, producen, compiten y hacen las cosas con esmero para ganarse el derecho humano de pertenecer y tener un lugar seguro bajo el sol.

Establecer controles al movimiento migratorio por medio de la regularización de indocumentados es un acierto. La cooperación judicial se estrecha más con Crisol de Razas, porque el programa dispone de buenos filtros. Toneladas de droga decomisada y la captura, deportación y entrega de criminales de la peor laya a sus países de origen obedece al éxito de esa cooperación judicial y de inteligencia.

Deshonra al sistema político y judicial panameño la negligencia con que ha sido tratado el caso de María del Pilar Hurtado, solicitada por las autoridades de Colombia para establecer su responsabilidad por varios delitos conocidos por la opinión pública. Distinto es el deterioro interno de la seguridad que empieza por un factor poderoso, la desigualdad.

La exclusión social y el progreso de la corrupción desde las altas esferas del poder hacia abajo contribuyen a la lumpenización de los sectores más vulnerables de la sociedad. El pandillerismo es una consecuencia de esa mirada despectiva del sistema a sus hijos sencillos. Quienes levantan su voz xenofóbica y agitan ultranacionalismos, sea por convicción, conveniencia o por figurar en la agenda de los medios como les ocurre a ciertos políticos, dañan al país, a su hospitalidad y a su identidad innegable de crisol de razas.

Españoles, argentinos, peruanos, venezolanos, colombianos y asiáticos han llegado a trabajar con ilusión y honra, buscando oportunidades. También aportan talento, imaginación, esfuerzo, conocimiento y sacrificio. No es poco. Aunque otros prefieran el repudiable espectáculo de los abusos policiales, las bajezas humanas o el nacionalismo insulso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código