ATADURAS POLITIQUERAS

Cumbres borrascosas en el PRD: Jaime Cheng Peñalba

Luego de la nefasta invasión de Estados Unidos a Panamá y justo cuando en el horizonte se vislumbraban tiempos de calma y un cielo despejado de borrascas, empezó a soplar el viento de la desgracia en el Partido Revolucionario Democrático (PRD). La fuerte brisa tomó a muchos desprevenidos, quienes ni siquiera se imaginaban que a la vuelta de la esquina se estaba gestando una fuerte tormenta.

Las primeras ráfagas desprendieron tornillos y ventanas teniendo como artífice al gobierno de Ernesto Pérez Balladares. El PRD, que luego de las cenizas de la invasión parecía erigirse como una alternativa popular, quedó salpicado con los escándalos de corrupción en la era Balladares. A pesar de que su consigna de campaña fue “el pueblo al poder”, al final se olvidó del pueblo y se quedó con el poder. Ese mismo pueblo nunca olvidará cuando paga las cuentas abultadas de luz y teléfono estas “bondades” de la gestión Balladares. Con él se inició la venta de instituciones sensibles a los intereses de la Nación, fue blanco de acusaciones en la introducción de inmigrantes chinos vía Panamá hacia Estados Unidos, también acusaciones de blanqueo de capitales teniendo como trasfondo la venta de casinos. Bajo su gobierno se ordenó la entrada de las fuerzas antidisturbios a la Universidad de Panamá, que ni siquiera ocurrió en la época de Noriega. Se despidió a mansalva a los controladores aéreos sin siquiera escuchar sus peticiones etc...

La segunda ráfaga del vendaval dio una sacudida casi mortal y dejó la casa tambaleante. Esta vez el hijo del extinto general Omar Torrijos, creador del PRD, y de quien se esperaba una renovación en el partido no estuvo a la altura de los acontecimientos. Su gestión como mandatario desvirtuó por completo aquel refrán de que “hijo de tigre nace pintao”.

Se esperaba que bajo su mandato se retomaran las investigaciones sobre la muerte de su padre en aquel dudoso accidente aéreo, pero nada ocurrió. Por el contrario, en su administración abundaron los casos alarmantes de nepotismo, los viajes constantes al exterior para “vender Panamá” (actualmente encabeza la lista de los presidentes que más han salido del país), los escándalos por el caso Cemis, los envenenamientos por el dietilene glycol, etc...

Pero justo cuando al PRD le falta una leve brisa para su desplome, aparece en el horizonte la voz de un “nuevo profeta” que bien pueden ser los cantos de un sepulturero. Juan Carlos Navarro, quien fuera dos veces alcalde de Panamá y no pudo digerir su derrota ante Balbina Herrera, despotricando luego contra esta por la derrota del PRD ante Ricardo Martinelli. Él ha sido acusado de ser un caballito de Troya por sus propios copartidarios, al igual que sus lugartenientes de la Asamblea Nacional, quienes han mantenido una oposición light, cada vez que el gobierno de Martinelli se ve acorralado. Entre Martinelli y Navarro hay más parecido que contradicciones. Nacieron en cunas de oro y prácticamente todo lo material lo han tenido.

Hablan de combate a la pobreza sin tener noción de lo que dicen en sus discursos. Son discípulos probados de la escuela de Nicolás Maquiavelo con su imperecedera consigna “el fin justifica los medios” y no importa qué medios.

Realmente, el PRD necesita un líder popular sin ataduras politiqueras que posea una visión de una cultura política distinta a la concepción tradicional de la oligarquía criolla que tanto daño ha hecho a Panamá y que mira al Palacio de las Garzas como si fuera una piñata. Ni Pérez Balladares, Martín Torrijos y menos Juan Carlos Navarro han sido ni serán expresión de esa alternativa que tanto necesita el PRD.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código