TOLERANCIA

¿Debemos respetar las creencias religiosas?: Ruling Barragán Yáñez

Según el Diccionario de la Real Academia Española, el término “respeto” puede significar “veneración” “consideración” “acatamiento” o “miedo”. Como se advierte inmediatamente, su sentido oscila entre un extremo positivo “veneración” y otro negativo “miedo”. El Oxford English Dictionary coincide básicamente con los mismos significados que se tiene en español, pero no incluye entre ellos al “miedo”. De hecho, el principal sentido que el término respect tiene en inglés es muy positivo, “un sentimiento de profunda admiración por alguien o algo debido a sus habilidades, cualidades, o logros”. Respect también significa “debida consideración por los sentimientos, deseos y derechos de los demás”.

Evitando cualquiera de los extremos que puede comprender el término “respeto”, preferiría enfatizar un punto de vista neutral. Así pues, por “respeto” no se debe entender necesariamente “veneración”, pero tampoco “miedo”. Tomando esto en cuenta, creo que por “respeto” podemos entender “todo aquello que sea contrario a una intención o acto de burla”. En cierto modo, nadie negará que donde hay una intención o acto de este tipo, no puede existir el respeto. La burla y el respeto se excluyen mutuamente, de modo natural.

El término “religión” es muchísimo más complejo, como atestigua cualquier diccionario o enciclopedia. Para fines prácticos, podríamos entender por “religión “cualquier conjunto o sistema de ideas y prácticas que ofrecen una visión del ser humano en el mundo y le sirven de orientación moral en su vida”. Esta definición es suficientemente amplia para incluir cualquier religión, organizada institucionalmente o no, así como algunas filosofías o ideologías (e.g., humanismo, ateísmo). Al mismo tiempo, distingue a la religión de la ciencia, pues esta última no tiene que ver la con “orientación moral” que cada ser humano adopte para su vida.

En privado y en compañía de quienes piensan de la misma manera, no debería haber impedimento en burlarse de creencias religiosas que no se comparten. Sin embargo, en público, ante personas que valoran las creencias religiosas, las cosas podrían ser distintas.

¿Qué es lo que haría distinto aquí, en la esfera pública, ante un público religioso, el irrespeto a las creencias religiosas?

Una forma de determinar qué es lo que hace la diferencia radicaría en las intenciones y consecuencias de la burla. Así, podríamos preguntar ¿cuál es la intención y cuáles las consecuencias de burlarse de una creencia religiosa ante personas que respetan tal creencia?

Si se trata de persuadirlas de otra fe, o de ninguna, entonces se ha escogido un mal método. En primer lugar, porque el sentido común (y la más simple psicología) nos dice que burlarse de las personas por algo que valoran positivamente causará (naturalmente) antipatías. En segundo lugar, porque las burlas pueden echar a perder el poder de convicción que contiene una buena razón, o un valor superior. En este caso, ridiculizar una creencia religiosa no es una buena estrategia argumentativa, si lo que en verdad se quiere es convencer a un creyente de una idea contraria a tal creencia. Si, por otro lado, lo que busca es disfrutar haciendo sentir mal a los demás, todavía peor; se trata de pura mala voluntad y, por consiguiente, se granjeara aún más y mayores antipatías. En ambos casos, como se demuestra, no tiene sentido burlarse de las creencias religiosas ante un público religioso.

En resumen, no deberíamos burlarnos públicamente de las creencias religiosas porque es algo insensato. Por lo general, ni la intención ni las consecuencias de tales burlas son positivas. Contrariamente, respetar las creencias religiosas resulta bastante sensato, pues el respeto tiene por lo general su fundamento en una buena intención y sus consecuencias no son negativas.

¿Significa todo lo anterior que no debemos cuestionar o criticar ninguna idea o práctica religiosa? Para nada, podemos ejercer la libertad de expresión para cuestionar y criticar cualquier idea o práctica, religiosa o no. Para ello, sin embargo, no es necesario el irrespeto o la burla, en especial si, como se definió al principio de este artículo, tenemos una comprensión neutral del respeto, que no lo identifica con la veneración o el miedo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código