FAMILIA Y NACIÓN

Defender el legado de nuestros hijos: Patrizia Pinzón

Cuando se desató el saqueo después de la invasión de 1989, mis padres nos llevaron a mi hermano y a mí a la Avenida Central. No para hacernos de esos zapatos último modelo que veíamos tirados en la calle y que podíamos tomar sin ningún temor a ser apresados por las autoridades, sino para que fuéramos testigos de la historia. Querían que viéramos lo que ocurre en una situación de caos y lo que debíamos evitar a toda costa durante nuestras vidas.

Esa lección me quedó grabada para siempre, yo tenía 13 años, mi hermano 16.

Hoy, tantos años después, ese recuerdo está más vivo que nunca y es lo que me impulsa a defender mi historia y al Casco Antiguo, especialmente por el amor que les tengo. A través del Casco defiendo al país mismo en momentos en que hay un derroche criminal y peligroso de proyectos, como la faraónica tercera fase de la cinta costera, que nadie necesita y que le roba la oportunidad a Panamá de resolver sus necesidades más básicas. Ese recuerdo me da la fortaleza de llamar a las cosas por su nombre y en público, porque vi con mis propios ojos las consecuencias de los actos que desbordan la paciencia de nuestra sociedad. Las marchas de esta semana me han llenado de esperanza, pero siento que ha habido un gran ausente: nuestros niños. Quizás porque sentimos que debemos “protegerlos” de “estas cosas”, pero al hacerlo les estamos despojando el derecho de saber qué está pasando, por qué y cómo se defiende, pacíficamente, lo que en un futuro será de ellos.

Por no parecer conflictivos, muchas veces separamos el hogar de lo que ocurre afuera, pero el país en este momento nos necesita, no solamente al adulto, sino a la familia entera. Esos niños y jóvenes que tenemos en casa algún día heredarán el mundo que les dejemos y algún día votarán. Por eso necesitamos darles las herramientas y la fortaleza, enseñarles el verdadero amor a la patria, que no se demuestra participando solo en los desfiles patrios en noviembre; se demuestra en su dimensión más amplia durante una amenaza.

Ver a tus padres luchar y marchar por causas justas, con una bandera de Panamá en la mano. Caminar con orgullo, junto a ellos, por la visión de un país mejor, sin corrupción, sin caos, son cosas que no se aprenderán jamás en los salones de clases.

Hoy domingo realizaremos una caminata en defensa de nuestro patrimonio natural y cultural, que saldrá desde Bennigans en la cinta costera. Es la ocasión ideal para que la familia panameña se una y enseñe a los hijos con el ejemplo. Se están poniendo en juego las riquezas naturales que pertenecen a nuestros hijos y el legado histórico cultural que nos legaron nuestros abuelos. Démosle significado al juramento a la bandera panameña que dice: “Amarte, respetarte y defenderte, como símbolo sagrado de nuestra Nación”.

Marchemos juntos este domingo, a las 3:00 p.m., todas las generaciones unidas por la defensa del patrimonio de Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código