RUPTURA DE LA ALIANZA

´Déjà  vu´ político: Carlos Antonio Solís-Tejada

El colapso de la Alianza por el Cambio tiene reminiscencias a dos hechos anteriores, el primero la expulsión del PDC del gobierno de Endara por, supuestamente, hacerle oposición, ser arrogantes, además de espiar y conspirar su derrocamiento desde el Ministerio de Gobierno y Justicia, bajo el entonces vicepresidente Ricardo Arias Calderón. Con la alianza rota, el destino del hoy Partido Popular ha sido, desde entonces, subsistir a la espera de recobrar la gloria y credibilidad perdidas.

El 30 de agosto de 2011, después 25 meses en el gobierno y 20 años después de la expulsión del PDC, Cambio Democrático le aplica su propia medicina a los hoy panameñistas, justicia divina tardía dirá alguno. Pero ¿por que? y ¿para qué? Esto nos trae al segundo hecho histórico las luchas de las elites que sirvieron de fondo al golpe de 1968, cuando la Guardia Nacional –en componenda con la elite no tradicional– derroca al gobierno Panameñista representante de la elite tradicional. Al considerar estos antecedentes, no sorprende lo ocurrido, porque es la clásica lucha por el poder entre las elites tradicionales y no tradicionales. Bajo esta luz, se entiende que la oposición a la segunda vuelta, del panameñismo y el PRD, no es una defensa a ultranza de la democracia, sino del viejo orden que Cambio Democrático destruyó en 2009. En esta clase de luchas, a los sectores medios y populares, nos toca hacer de espectadores o peones de batalla, una vez dirimida la lucha tendremos claro el rumbo del país. Sin embargo, me parece menester hacer varias preguntas: ¿Cuál es la agenda detrás de un plan tan fríamente calculado, cuya eficiente ejecución hemos visto en los últimos 25 meses? y ¿Cuáles serán las nuevas fracturas políticas que surgirán a partir de 2011?

Caracterizar estas fracturas, ideológicamente, sería inexacto, pero útil para el análisis. Posiblemente se dé un frente anti-CD, evolucionando en un partido de centro centro izquierda contra el nuevo régimen de centro derecha del partido único que monopoliza los tres poderes y busca una prensa cortesana. Aun sin una clara agenda política, CD posiblemente se decante por un modelo de desarrollo económico neoliberal a ultranza; sin embargo, su proyecto social permanece en el misterio... Y si aún no lo tienen he aquí una clave ¿Buscará CD ampliar la escalera de la movilidad social en Panamá o la pateará? Sería revolucionario si esta facción ascendente de la elite panameña rompiera el frustrante techo de vidrio que segrega a tantos obreros, profesionales, técnicos y pequeños empresarios de las mieles de nuestra actual bonanza. Una política económica y social que busque ampliar el acceso a las oportunidades laborales-salariales, educativas, empresariales y de bienestar social es el legítimo cambio que esperamos los panameños, no migajas ni una autocracia rapaz y autística. En el ínterin sigamos vigilantes y pongamos freno a toda política perniciosa a los altos intereses del país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código