POLÍTICA INTERNACIONAL

Democracias hipócritas: Giancarlos Candanedo Páez

¡Venezuela está en coma! Y ante el silencio cómplice de los Gobiernos democráticos de la región, luego de los acontecimientos recientes en los que han perdido la vida jóvenes universitarios, no podemos quedarnos callados. Seguramente somos más los humanistas soñadores que reconocemos que la tierra de Bolívar está conformada por hombres y mujeres que sufren, ante un planteamiento político ideológico radical, que evidencia la crisis antropológica de nuestro tiempo: negar la primacía del ser humano, dando preeminencia, valor absoluto, al dinero y el poder.

“La humanidad vive en este momento un giro histórico, que podemos ver en los adelantos que se producen en diversos campos. (...) Sin embargo, no podemos olvidar que la mayoría de los hombres y mujeres de nuestro tiempo vive precariamente el día a día, con consecuencias funestas. (...) La alegría de vivir frecuentemente se apaga, la falta de respeto y la violencia crecen, la inequidad es cada vez más patente”, nos recuerda el papa Francisco en su exhortación apostólica Evangelii gaudium (EG, n. 52). Esto es lo que escuchamos de venezolanos que han adoptado Panamá como su segunda patria: la alegría de habitar en la tierra que los vio nacer se apaga, poco a poco, ante la desesperanza de verla agonizar sumida en la violencia, la corrupción y la inequidad, y esto bajo la mirada silente de los países de la región, todos ellos catalogados como democracias. ¡Sí! democracias hipócritas que se encuentran anestesiadas por la cultura del bienestar y que comparten como visión común la globalización de la indiferencia, ante un país que sufre los estragos de una ideología que ataca las libertades más fundamentales y abre paso al rencor fraterno y la deshumanización. ¿Cuántos muertos se deben enterrar? ¿Cuántas libertades más se deben poner en riesgo para que las democracias regionales digan algo? Esas democracias han caído en lo que dice Francisco: “casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compadecernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos, como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe”. (Ibid, n.54).

Lo que no entiende ni el Gobierno de Venezuela ni las democracias de la región, es que “así como el bien tiende a comunicarse, el mal consentido, que es la injusticia, tiende a expandir su potencia dañina y a socavar silenciosamente las bases de cualquier sistema político y social por más sólido que parezca” (Ibid, n. 59). ¡No es el sistema, son las personas del sistema! Izquierda, derecha, centro, ¡no importa! “Hasta que no se reviertan la exclusión y la inequidad dentro de una sociedad y entre los distintos pueblos será imposible erradicar la violencia” (Ibid, n. 59), será imposible vivir una fraternidad que promueva el bien común.

“La solidaridad política exige hoy un horizonte de actuación que, superando la nación o el bloque de naciones, se configure como continental y mundial”, nos recordaba Juan Pablo II en la exhortación apostólica Christifideles laici (CL, n.42). Y este actuar es el que quisiéramos ver por parte de los Gobiernos de la región, que callan ante la agresión que sufre el elemento más importante de un Estado: su población. Hoy más que nunca Venezuela espera de cada uno de nosotros, de los Gobiernos regionales, una actividad política solidaria cuyo fruto será la paz para ese pueblo hermano. Parafraseando a Juan Pablo II diría que no podemos “permanecer indiferentes, extraños o perezosos ante todo lo que es negación o puesta en peligro de la paz: violencia y guerra, tortura y terrorismo, campos de concentración, militarización de la política, carrera de armamentos, amenaza nuclear” (Ibid, n.42). No seamos indiferentes, no seamos hipócritas demócratas. Si ahora no alzamos la voz ante lo que acontece en Venezuela, en otros países de la región, incluso en el nuestro, puede que mañana sea tarde. @GCandanedoPaez

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código