FALTA DE LIDERAZGO

Descenso del poder estadounidense: Ricardo A. De León Borge

El año 2013 ha sido el marco del proceso de descenso del poder y liderazgo estadounidense. Cada vez más marcado y visible en el mundo entero, por los constantes problemas de política interna y al escaso liderazgo en el exterior ante la presencia imponente de una especie de “neo-aislacionismo” en su política internacional y un serio debilitamiento interno del actual gobierno.

Y es que ya desde Zakaria (2008), el “ascenso de otras potencias” en el teatro internacional era inevitable, debido al descuido estadounidense. Dicha dinámica ha generado una multiplicidad de actores que han ascendido a potencias regionales, y otras naciones a potencias medias –desde la teoría de Holbraad (1980)-, que están llamadas a mantener la estabilidad en sus zonas de influencia más cercanas, que les permita ser consideradas naciones que apoyan la permanencia de un statu quo favorable, lo cual les ayuda en la búsqueda de una proyección más global.

Y dos naciones (China y ahora Rusia) que están en franco ascenso para disputarle hegemonía a Estados Unidos en la primera línea del “poder duro” en palabras de Nye (1990), y que al paso visto hasta hoy estaría afectando la lucha geopolítica y geoestratégica en zonas muy volátiles del mundo, como lo es el Medio Oriente.

A lo interno, con la reciente parálisis de la administración pública por los problemas de poder entre los republicanos y demócratas, pusieron al borde de no cumplir con sus pagos a Estados Unidos, lo que generó un nerviosismo mundial por la dinámica negativa que eso hubiera generado en los mercados de bienes y servicios. Esta situación ha dejado muy mal al gobierno de Barack Obama, débil y sin capacidad de negociar sus programas gubernamentales. Lo que genera mayores dudas en el plano internacional, al no tener un binomio partidista (demócratas y republicanos) que se apoyen mutuamente.

Con la reciente demostración de manejo poco efectivo de la crisis por el uso de armas químicas en la guerra civil de Siria, Estados Unidos dejó evidenciada una actitud débil, dubitativa y que generó críticas por el hecho de no contar con el apoyo de los “tradicionales aliados” en una solución armada, que ningún gobierno en el mundo estaba dispuesto a soportar.

En tanto, Rusia aprovechó magistralmente la situación de debilidad estadounidense para proponer un plan pacífico de destrucción del arsenal químico de Siria, recibiendo el apoyo del mundo entero, ya que fue una opción momentánea para no alentar los pocos ánimos guerreristas.

Definitivamente, Estados Unidos sigue siendo una potencia mundial, sin embargo conforme pasa el tiempo, ese poder va disminuyendo y está dando paso poco a poco a un multilateralismo escaso, ya que la dinámica internacional será cada vez más cerrada con China y Rusia luchando por ser la nación más poderosa del mundo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código