Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

GESTIÓN DE GOBIERNO

Desenfreno en las costas: María De Los Ángeles Castillo Arrieta

Panamá presenta accidentes geográficos costeros interesantes, en los que la desembocadura de los ríos irrumpe entre las playas, los arrecifes, los manglares y los poblados. Las costas reciben de manera directa, a través de los afluentes, toda la dinámica que acontece tierra adentro, sean estas las actividades propias de la evolución de la naturaleza o las que provoca el avance del hombre.

En las costas de la provincia de Bocas del Toro, lo más inquietante e ignorado desde siempre es el flujo incesante de agrotóxicos que se escurren hacia los ecosistemas de manglares y arrecifes rocosos y coralinos, arrastrados por las escorrentías de las frecuentes lluvias tropicales.

Cada día, se esparcen miles de litros de agroquímicos en las plantaciones bananeras, industria que se desarrolla entre poblaciones como Débora, California, Las Tablas o Changuinola. Los efectos en la población humana y en los animales y la naturaleza son desconocidos o los esconden, pero me atrevo a asegurar que no son buenos.

Es realmente impresionante observar la mortandad de peces, cada vez que se registran crecidas de ríos que arrastran grandes concentraciones de tóxicos acumulados a ras del suelo.

Este escabroso tema se repite en todas las zonas de producción agrícola y pecuaria del país, sobre todo en las tierras productivas de las provincias de Chiriquí, Coclé y en la región de Azuero, con afectaciones en las zonas de manglares que son importantes reservorios bióticos.

Las aguas residuales y el manejo inadecuado de los residuos sólidos, de igual manera, impactan el suelo, las aguas y el aire, medios que sustentan la vida. Los vertederos son en realidad basureros en los que se tiran desechos de todo tipo, tanto hospitalarios como peligrosos, junto a la basura doméstica y la de tipo industrial.

Hay vertederos que se encuentran en las propias playas y manglares, como el de Chame, Llano Bonito en Chitré, Playa Leona de La Chorrera, Tembladera en Capira, o el de David, ubicado a solo cuatro kilómetros del aeropuerto y en la zona estuarina, entre muchos más. Además, salvo algunos puntos de la capital, todas las aguas servidas o negras son vertidas directamente al medio natural, sin ningún tipo de tratamiento previo.

Ante la visualización general de todas estas irregularidades, podemos indicar que las costas del país son las grandes receptoras de los problemas ambientales, mientras que los gobernantes insisten en considerarlas como el gran botín inmobiliario y la gran cloaca nacional.

El acaparamiento de 200 metros del plenamar de la zona costanera y playas, así como la devastación de miles de hectáreas de manglares, es el gran indicador de la errada y absurda política económica gubernamental, que viene de arrastre.

El Estado panameño pierde territorio costero, no obstante, es el responsable de gestionar su uso adecuado a favor de todos los ciudadanos. Así perdemos imponentes ecosistemas de manglares, vitales administradores de aguas superficiales y subterráneas, protectores de las costas ante la implacable fuerza marina, y máximos reservorios bióticos.

Aún estamos a la espera de la municipalización para una gestión integral de los residuos sólidos y de las aguas residuales, la reconversión agropecuaria, y los incentivos por el uso de energías limpias. Es decir, de una necesaria modernización del sistema económico, siempre ofrecido al mundo y de espaldas a la nación.

Tenemos todas las herramientas necesarias: un recurso humano preparado, honesto y dispuesto a dar sus mejores potencialidades para la construcción de una nación más justa, respetuosa de su patrimonio natural.

Ese será nuestro tributo y agradecimiento a esta tierra que nos da y protege, que nos abre los brazos y que merece preservar lo mejor: Prístinas y ricas costas para el deleite de todos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código