MAL SERVICIO

Desmantelando la salud pública: Mario A. Rodríguez Stanziola

Son públicas y notorias las carencias y fallas en las prestaciones que deben brindar ambas instituciones. En efecto, es fácil notar, con solo observar los noticieros de las televisoras o con leer las noticias de los periódicos, las tremendas insuficiencias diarias. Una policlínica en pleno centro de la ciudad inundada de aguas negras, excrementos e inmundicias. Otra policlínica en el interior de la República sufre similar inundación, provocando que ambas instalaciones tengan que suspender sus prestaciones médicas por varios días. Tanto en la ciudad capital como en el interior, se tienen que suspender las cirugías programadas porque en los quirófanos falta desde el aire acondicionado hasta los simples guantes quirúrgicos, pasando por la falta de instrumental, hilos de sutura y medicamentos.

Todos los días, amplios sectores de la población se quejan de la falta de medicinas esenciales para controlar la hipertensión, diabetes, trastornos de coagulación, etc. Al mismo tiempo, otros sectores se quejan de la calidad de las medicinas, de dudosa eficacia; en consecuencia los pacientes antes controlados, ahora se descompensan y terminan en los cuartos de urgencias, en estado grave.

La situación en los hospitales no es menos grave. Durante una visita, la defensora del Pueblo pudo constatar la proliferación de moscas, la falta de limpieza en las salas, pasillos, escaleras. Por ejemplo, en el Hospital Luis Chicho Fábrega encontró restos de comida depositados en los agujeros de las escaleras.

Igual panorama desolador se encontró en el Hospital Aquilino Tejeira, en donde observó falta de limpieza, desde los baños hasta las salas de hospitalización; escasez de medicamentos, de insumos quirúrgicos, de sábanas y ropa en la sala de maternidad; falta de médicos generales y especialistas. Total carencia, total abandono.

Este panorama penoso se repite en el resto del país, desde Chiriquí hasta Darién, incluyendo Bocas del Toro y áreas indígenas. Y el pueblo se pregunta ¿Cuál es la intención? ¿Hacia dónde nos empujan? ¿Cuál es el interés en prolongar esta situación deplorable?

Es evidente que la intención del Gobierno es desmantelar, poco a poco, las instituciones públicas, para llevar al pueblo a la desesperación. Se trata, simple y llanamente, de una maniobra para introducir las políticas privatizadoras en el sector salud. Pero esta patraña está tan burdamente urdida que el pueblo ya está alerta. A esta situación alarmante solo cabe una respuesta: organizarse para luchar por nuestros derechos, establecidos claramente en la Constitución. Es nuestro deber cívico. Es nuestra única esperanza.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Ene 2017

Primer premio

1 1 4 0

ADDB

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

4790

3er premio

3738

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código