16 DE DICIEMBRE 1969

El Día de la Lealtad: Roberto L. King Quinn

Omar decía en uno de sus escritos que “admiraba mucho la lealtad, pero que no sabía si era mayor su admiración por la lealtad o su repugnancia por la traición”, haciendo un complemento que muchas veces fue traicionado. Hoy se celebra el acontecimiento que ocurrió hace 46 años, que se fundamenta en la lealtad. Lealtad que unos compañeros de armas demostraron cuando prepararon las condiciones para que el general Omar Torrijos pudiera entrar a Panamá después del intento de un golpe de Estado perpetrado por la Junta Provisional de Gobierno, a través de un decreto que le prohibía su entrada a Panamá, decreto de la traición.

Este acontecimiento histórico, si se quiere, puede considerarse el inicio del proceso revolucionario. Sucesos como este determinan la dirección que tomará un líder; la dirección de la venganza o la dirección del perdón; Omar optó por el perdón. Desde este momento enfila todo su esfuerzo hacia el desarrollo económico y social de Panamá tomando como bandera la liberación soberana, recuperar el territorio usurpado por Estados Unidos en 1903. Esta etapa de la lucha de liberación culmina con la firma de los tratados Torrijos-Carter en 1977, después de 74 años de lucha continua.

Omar, con su estilo peculiar de dirigir, su humildad, honestidad, perseverancia, trabajo, disciplina, fidelidad, liderazgo y lealtad, nos condujo por un camino de desprendimiento institucional y personal, plasmado en su escrito Ideas en borrador: ideario cívico político del general Torrijos. Lo expuesto nunca se hubiese logrado sin la intervención leal de los compañeros civiles y militares que permitieron la entrada de Omar al suelo panameño aquel 16 de diciembre.

Hoy día, algunos llamados torrijistas se han desviado de las enseñanzas y el ideario torrijista, al punto de que han participado en la división del vehículo que él creó para propagar y educar al pueblo, el Partido Revolucionario Democrático, alineándose con la oligarquía criolla, cuyo interés fue, es y será el control absoluto de los estamentos del Estado, comprando y corrompiendo a cualquiera que se encuentre en su camino. Aquellos que se vendieron y se dejaron corromper no pueden considerarse más que desleales, traicionando la memoria de Omar Torrijos y sus ideales.

Omar nunca se dejó influenciar por los oligarcas, pero tenía una relación simbiótica con ellos que le permitía manejar situaciones adversas al proceso revolucionario, llevándola a una solución favorable para el pueblo que él veneraba y amaba, al punto de que su lealtad era tal que decía: “Es mejor decirle al pueblo lo que vamos a hacer, las conquistas que podremos lograr si trabajamos juntos”.

Utilicemos este día para reflexionar en el pensamiento de Omar y lo que él representaba; seguir propagando sus ideas, reeducando a los que se perdieron en el camino e instruyendo a la nueva generación con sus enseñanzas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código