ADOPTAR BUENOS HÁBITOS

Día Nacional de Combate a la Obesidad

Hoy se celebra en Panamá, el Día Nacional de Combate a la Obesidad. Por tal razón, la Asociación Panameña de Nutricionistas-Dietistas tiene el deber de hacer un llamado a la población panameña, para advertir sobre este problema que afecta al mundo entero en mayor o menor grado, y que en nuestro país se torna cada vez más grave.

La obesidad y el sobrepeso es la acumulación anormal o excesiva de grasa, algo que es perjudicial para la salud. Una manera sencilla de medirla es utilizando el Índice de Masa Corporal (IMC); la cifra se obtiene dividiendo el peso de una persona en kilogramos entre la talla en metros al cuadrado. Una persona con un IMC mayor a 25 es considerada con sobrepeso y la que obtiene un IMC igual o mayor a 30 es considerada obesa.

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas en el mundo, pues cada año mueren, al menos, 2.8 millones de personas por esta causa. El 62% de los adultos tiene sobrepeso o es obeso. La epidemia no es ajena a los niños y adolescentes, ya que entre el 20% y el 25% están afectados. En Panamá, este es un problema creciente de salud pública, porque el sobrepeso y la obesidad alcanza al 56.4% y 21% de los adultos, respectivamente.

¿Por qué mueren las personas por esta causa? Porque ambas condiciones son factores de riesgo de numerosas enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, la diabetes y el cáncer. Las consecuencias incluyen un aumento en el riesgo de asma, apnea del sueño, enfermedades del corazón, trastornos músculo-esqueléticos y baja autoestima. Además, los niños con sobrepeso u obesidad tienen un mayor riesgo de sufrir esas enfermedades en la edad adulta. Por primera vez, la esperanza de vida puede ser menor que la de la generación anterior. Todo esto debido a la alta ingesta calórica de bebidas azucaradas, preparaciones con mucha grasa, además de un bajo consumo de frutas y vegetales.

Ahora se realizan acciones para combatir este flagelo, cuyos efectos son muy negativos en todos los países. Los Gobiernos, la sociedad civil, las oenegés y el sector privado tienen una función crucial en la prevención de la obesidad y la promoción de un entorno propicio para la alimentación saludable y la actividad física. La estrategia regional se enfoca en los niños y adolescentes, porque la evidencia demuestra que entre más temprano un individuo presenta sobrepeso u obesidad, mayor es su riesgo de permanecer ese estado en años posteriores, y mayor es la probabilidad de sufrir morbilidades relacionadas con dicha condición de salud. También se deben promover políticas que regulen el comercio, mercadeo y publicidad dirigidos a esos grupos de edad.

Como organización involucrada en este problema, la Asociación Panameña de Nutricionistas Dietistas se une a las acciones de combate a la obesidad, y recalca en su prevención y tratamiento, tanto en el plano clínico como comunitario, esto es parte del día a día de nuestra labor.

Se pretende lograr que las personas alcancen un peso adecuado para mejorar su salud, que inicien la práctica de actividad física, cambien hábitos de alimentación y estilo de vida. Además, se establecen metas reales que permitirán controlar y evitar que progresen otras enfermedades derivadas de la obesidad, utilizando técnicas científicas por parte de personal idóneo.

La prevención es una herramienta muy útil en el tratamiento, sobre todo, porque las causas de esta enfermedad, tales como hábitos de alimentación y estilo de vida, son modificables. El nutricionista-dietista es capaz de impactar a la población en general.

Durante esta campaña de combate a la obesidad, hacemos un llamado de atención a la población, en general, debido al peligro que representa esta enfermedad, y para insistir en la necesidad de alimentarse bien, cambiando los malos hábitos.

Debemos tomar este padecimiento en serio y adoptar un estilo de vida saludable que nos ayude a alejar las terribles consecuencias de la obesidad. Por eso, es necesario seguir las guías alimentarias, que aconsejan comer productos de los cinco grupos, es decir, almidones, granos y cereales; frutas y vegetales; carnes; lácteos; aceites, grasas y azúcares (estas últimas en pequeñas cantidades).

Además, hay que evitar las sodas, el té frío y otras bebidas azucaradas, y preferir los jugos naturales sin azúcar.

A diario, se debe aumentar el consumo de frutas y vegetales frescos, de todos los colores; tomar agua, y realizar 30 minutos de actividad física, ya sea caminata, bailar o practicar deportes.

Más noticias de Opinión

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

26 Abr 2017

Primer premio

5 1 8 7

BDBB

Serie: 2 Folio: 14

2o premio

0632

3er premio

1386

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código