REFLEXIONES

En el Día Universal del Niño: Gustavo Kraselnik

El Talmud, ese vasto compendio de sabiduría judía, nos enseña: “El mundo se sostiene por la respiración de los niños”. Sin duda, es esa energía, ese entusiasmo propio de los más pequeños, ese presente que proyecta el futuro, el que brinda (o debiera brindar) el contexto para que la civilización humana persista en la noble tarea de continuar y perfeccionar su existencia.

Posiblemente, esa visión compartida en otras tradiciones religiosas y humanistas, llevó a la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1954 a instituir el Día Universal del Niño y luego, cinco años más tarde, el 20 de noviembre de 1959, aprobar la Declaración de los Derechos del Niño y fijar en este día la celebración anual. En ocasión de dicha conmemoración en el corriente año, Unicef y el Comité Interreligioso de Panamá han decidido realizar una serie de acciones bajo el tema “adolescencia sin violencia”.

La idea central es quebrar el estigma social que otorga a los adolescentes la principal responsabilidad en situaciones de violencia y criminalidad en nuestro país. Para eso están invitando a todos los jóvenes a compartir reflexiones y plegarias sobre el tema a través de las redes sociales.

De acuerdo al censo de 2010, la población entre 10 y 14 años constituye el grupo etario más numeroso y si les sumamos a los de 15 a 17 años, nos encontramos que representan el 16% de la población de Panamá (518 mil 76 personas). Cualquiera que cotidianamente interactúa con nuestros jóvenes, sabe que la amplia mayoría está interesada en su desarrollo personal y profesional buscando sobreponerse a las difíciles circunstancias que los rodean y tratando de aprovechar las escasas oportunidades que se les presentan. Los vemos participar como voluntarios en diversos movimientos juveniles, centros comunitarios, actividades culturales y ligas deportivas.

Si bien algunos adolescentes son perpetradores de actos de violencia, muchísimos más son las víctimas, complicando aún más la situación de pobreza, hacinamiento y exclusión y poniendo en riesgo su desarrollo y la realización de su potencial. Como sociedad, la responsabilidad por su futuro depende de nosotros. La compleja realidad que enfrentamos requiere el involucramiento de todos los actores –el Estado, la sociedad civil, las organizaciones basadas en la fe y el sector privado– y la decisión de trabajar mancomunadamente a favor de nuestros niños, niñas y adolescentes.

Debemos velar por ellos, invirtiendo dinero, tiempo, talento y esfuerzo, luchando juntos para generar un escenario físico, social y espiritual, apropiado para su desarrollo pleno. Tomemos conciencia del estado crítico en que se encuentran y renovemos nuestro compromiso y entrega, cada uno desde el rol que le toca ocupar. Continuemos fortaleciendo la familia, generando redes solidarias, ayudando en la satisfacción de sus necesidades básicas, mejorando las instituciones educativas y reduciendo los índices de deserción escolar, creando espacios sanos para su esparcimiento.

Se cuenta que cuando el pueblo de Israel estaba parado en el monte Sinaí para recibir la Torá, Dios exigió una garantía. Los israelitas ofrecieron a sus patriarcas y a sus profetas y fueron rechazados. Finalmente, ofrecieron como garantía a sus niños y Dios aceptó. Fue por ellos que entregó la Torá. Construyamos una sociedad que honre la Declaración de los Derechos del Niño. Los niños, niñas y adolescentes de Panamá lo demandan. Ellos son nuestra garantía. No son el futuro. Son nuestro presente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código