SUPERAR PROBLEMAS

Diálogo sobre Latinoamérica: Martha H. Aceituno de Polanco

Conversaba con un viejo amigo sobre los problemas que considerábamos más severos en Latinoamérica. Veinticinco años recorriendo el continente me llevan a concluir que no es mucho lo que hemos avanzado, incluso en varios países existe estancamiento y resistencia para entender los problemas, por no decir, un retroceso.

De forma controvertida, concluimos que el problema más evidente es la pobreza. Algunos expertos se atreven a decir que esta ha disminuido, probablemente, ellos se basan en algunas cifras tímidas. Yo, en cambio, la veo más consolidada. No observo menos favelas de las que veía hace un cuarto de siglo en ciudades como Caracas, Sao Paulo o Río de Janeiro. Ahora solo me parecen mejor organizadas, pero no dejan de ser favelas con todos sus derivados, como el tráfico de drogas y la violencia.

De esa realidad no se escapa Centroamérica, pues leo en los medios sobre la cantidad de niños menores de edad que arriesgan sus vidas para cruzar la frontera mexicana hacia Estados Unidos. Es triste el desmembramiento de miles de familias latinas, que son la base de cualquier sociedad; la pérdida de inocencia a muy temprana edad; el trabajo en condiciones de esclavitud, y todo lo que se deriva de las migraciones motivadas por el hambre y las necesidades.

No conozco proyectos de país para disminuir la pobreza en forma definitiva, tan solo observo programas de gobierno cortoplacistas. Lo que sí noto es la capitalización de una población que crece de forma desigual, algo que no exceptúa a ningún país de este continente latino.

Por un lado, se habla de cifras multimillonarias en deuda estatal, historias de corrupción e irrespeto a las leyes, y por el otro, no son comunes las escuelas públicas que compitan en calidad con las privadas, u hospitales públicos que puedan atender con dignidad al ciudadano de pocos recursos, y ni hablar del transporte público decente que permita a los usuarios llegar de forma segura a sus trabajos u hogares. Por otra parte, es algo vergonzoso que en esta rica Latinoamérica aún existan letrinas y desnutrición.

Hay soluciones probadas para superar muchos problemas. La educación es la principal, porque una sociedad bien formada en todos sus estratos hace una gran diferencia en cuanto a resultados positivos. Le siguen el respeto a las leyes, que nacieron para organizar a las sociedades; la separación de poderes para un debido balance de los gobernantes de turno, y gobiernos con proyectos de país y planes a largo plazo. A esto yo agregaría, replantear las relaciones entre países, pero en forma seria y sin tanto mercadeo social, que no sirve sino para ganar votos y favores, pero no busca ni promueve soluciones. Creo que a todos nos gustaría ver a una Latinoamérica educada, donde las diferencias sociales sean menos evidentes, los políticos más serios y comprometidos, las sociedades más exigentes con sus dirigentes y más preocupadas en la práctica por el bienestar social general. La conversación no termina aquí, asumamos el reto todos en conjunto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código