RECUENTO HISTÓRICO

Distorsiones de la democracia: Johnny Sáurez Sandi

Para Platón, la democracia es “el gobierno de la multitud” y para Aristóteles es el gobierno “de los más”. Más adelante, el lema originado en la Revolución Francesa que fue el movimiento revolucionario, político y social más importante que sucedió en Europa a fines del siglo XVIII, se constituyó en el modelo base para el acontecer histórico subsiguiente en otros países europeos y allende los mares, y además dio un impulso determinante a lo que más adelante sería la democracia como la forma de gobierno predominante en el mundo; cuyo lema, adoptado por la Segunda República, es decir: “libertad, igualdad, fraternidad”, resume las ansias de los pueblos sedientos de libertades, oportunidades y paz.

Unas cuantas décadas después de los sucesos revolucionarios de Francia, surge un nuevo ideal de democracia, entendido por Abraham Lincoln y resumido como la forma de gobierno, sustentado en la frase: “del pueblo, por el pueblo y para el pueblo” que conjuga una vez más el sueño buscado por diferentes naciones, que no es ni más ni menos, el deseo manifiesto de ser libres, esto en el sentido más amplio de la palabra.

Más adelante, Stalin consideraba que la Revolución Rusa era burguesa y que tenía como finalidad primaria la destrucción del orden feudal precedente, lo que finalmente, decía, culminaría con la construcción de una república democrática. Mao Tse-Tung adoptó la perspectiva de Lenin en un nivel posterior, señalando que en esencia la democracia liberal y el socialismo podían combinarse en un solo estado de construcción social, llamado nueva democracia.

Como vemos, con el transcurso de las décadas y siglos, en el surgimiento de movimientos revolucionarios de diverso perfil y en diferentes latitudes, todos buscan anclarse de una manera u otra al término democracia, esto con el objetivo de sustentar ideológicamente el ejercicio de su poder, y si es posible, de manera ilimitada y con la “venia” de los pueblos.

Buscando nuevas interpretaciones o aplicaciones de la democracia, tenemos que en nuestros tiempos, los investigadores sociales y las instituciones políticas y sociales, utilizan a menudo el término “democracia social” para referirse o para proponer el surgimiento de nuevos y más amplios espacios en los cuales se pueda desempeñar la sociedad civil.

Todo esto dicho anteriormente es parte de la evolución de las instituciones humanas de gobierno que van siendo modeladas de manera que sirvan al avance del conglomerado social, a los grupos de poder o al individuo particularmente.

Lo negativo de estos procesos históricos es lo que estamos viendo en los últimos tiempos, casos más que evidentes en la América Latina nuestra. Lo malo y lo desafortunado que experimentamos hoy, son los intentos repetidos y no solo los intentos, sino las acciones concretas de algunos líderes o seudolíderes (caciques de pueblo) latinoamericanos que con sus actuaciones escénicas y prepotencias, socaban la verdadera democracia (o lo que conocemos en estos lares como democracia) en nombre de la difusa idea de “democracia” que gravita en sus confundidas mentes.

Lo más visible en estos monstruos en potencia, es su deseo y sus ingentes esfuerzos por acomodar o ajustar ya sea de hecho o de derecho, las instituciones jurídicas y democráticas existentes en sus países, para cumplir con sus sueños y delirios de permanencia indefinida al mando de las estructuras de poder que van construyendo a viento y marea. A este propósito se inventan elecciones y reelecciones, referendos y demás “consultas” para justificar a lo interno y externo sus exabruptos y megalomanías.

La táctica inicial frecuentemente es una intensa campaña populista, orientada a atraer la atención de las masas con los coloridos señuelos de ofertas de prosperidad y riqueza para todos, y demás promesas de campaña preelectoral; luego viene el acomodamiento de las piezas fieles en puestos clave, más adelante avanza “el capitán” hacia el control del parlamento, de los estamentos de seguridad y los poderes judiciales, colocando ahí a sus hombres de confianza, generalmente en puestos “de a dedo” o comprando conciencias reticentes con gollerías, asesorías o cargos públicos bien remunerados, intimidando a la prensa o apropiándose de ella, entre otros. Es ahí donde “el elegido” pone en práctica sus concepciones propias sobre democracia, su democracia, ya sea por medio una dictadura más o menos solapada, o por la modalidad de una “dictablanda”. En síntesis, culmina en despotismo.

A raíz de estos entuertos y distorsiones hechas mansalva a la democracia, las sociedades se debilitan, las instituciones nacionales decaen en precarias, la desconfianza confunde a los ciudadanos y por lo tanto, la situación creada degenera en un costoso retardo en la marcha de las naciones hacia estadios superiores de justicia y prosperidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código