GOBIERNO

Dudas sobre la descentralización: Luis Ernesto Ramírez C.

Desde que tengo conciencia política he estado observando las novedades de nuestros gobiernos (algunos politiqueros) que nos dejan y nos mantienen por siempre con la boca abierta.

Parece que esto de la descentralización es otra de estas novedades. Si bien es cierto es un intento para que los gobiernos locales promuevan el desarrollo de las comunidades a nivel de los municipios, también es cierto que puede ser una evasiva del Gobierno para incumplir con sus obligaciones. Y, por mis dudas, puede que se convierta en un mecanismo para hacerle la vida más difícil a las personas, por la posibilidad de los impuestos o tasas que se inventarán.

Debo confesar que no he leído la ley, pero en el fondo no me interesa mucho, porque en este país hasta los eruditos de la Corte Suprema de Justicia cumplen sus funciones como se les antoja, muchas veces ignorando las normas. Además, actualmente tenemos dos leyes (105 y 106 de 1973), que los alcaldes y representantes de corregimiento ignoran o incumplen, a diestra y siniestra, y ninguna autoridad los obliga a hacerlo.

Bien, mi pregunta es esta: ¿Cómo esperan los promotores de la descentralización que este proyecto funcione? Hasta donde yo conozco, en ningún corregimiento las juntas locales funcionan, a pesar de que la Ley 105 de 1973 impone ese proceso, como una obligación que deben cumplir las juntas comunales, presididas por el representante de corregimiento.

Las juntas comunales son una especie de “club de amigos” que solo sirven para que esos amigos reciban el beneficio de la Caja de Seguro Social, que otorga la mencionada ley. Los representantes –muchos de los que yo conozco– se ganan la vida felices ($1,500 mensuales), acostados en una hamaca, sin la obligación de rendir cuentas a nadie, marcar un horario de trabajo, ni dar informe de lo que hacen en el día. Y cuando se les exige alguna explicación, alegan que no se les da partida para trabajar. Otros prefieren ignorar a la población que, de una u otra forma, les cuestione sus gestiones. Hay muchos que manejan las partidas que les dan, a su antojo o conveniencia, sin siquiera consultar al “club de amigos”. Al momento de rendir cuentas, la Contraloría General se hace la de la vista gorda, y si alguien pone una denuncia, nunca se sabe si la investigan o no.

Los alcaldes son como reyes diminutos. Por lo general, nunca están en el trono, atienden a la población solo cuando amanecen de buen humor o en buen estado psicótico. Algunos son tan imperativos que les sobra groserías para tratar a la gente y nunca consultan ni toman en cuenta a los ciudadanos para sus gestiones. Se dice que ahora sí tendrán que rendir cuentas. Y, entonces, ¿no deben hacerlo, también, para explicar el uso que le dieron antes a los dineros?

Con este cuadro, que es la cruda realidad de los representantes y alcaldes, ¿cómo se espera que la descentralización sea un éxito para la democracia y la población?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código