TRÁFICO DE INFLUENCIAS.

Duelo en el día del olimpismo: Miguel R. Vanegas

El 23 de junio de 1894, en el marco del Congreso Internacional Atlético de París, reunido por iniciativa de Pierre De Coubietin, se constituyó el Comité Olímpico Internacional (COI). En ese cónclave también se adoptó la Bandera Olímpica de los cinco anillos entrelazados que todos conocemos, admiramos y respetamos. Posteriormente se instituyó esa fecha como Día del Olimpismo. Los primeros Juegos Olímpicos de los tiempos modernos se realizaron en Atenas, Grecia en 1896.

En Panamá el olimpismo se inició en 1934, con la participación de ilustres panameños, entre ellos los ex presidentes de la República Roberto F. Chiari y Ernesto De La Guardia Jr., y en 1947 el Comité Olímpico de Panamá (COP) fue reconocido por el COI y entró a formar parte del movimiento olímpico. Desafortunadamente en la actualidad el COP atraviesa por una situación de crisis provocada por la agresión de un reducido grupo apoyado desde el extranjero con el beneplácito de las autoridades nacionales que han omitido dócilmente abdicando su obligación constitucional de cumplir y hacer cumplir las leyes y los fallos judiciales de la República.

A raíz de la declaratoria judicial de ilegalidad de la elección de la junta directiva presidida por el señor Melitón Sánchez y su reemplazo por la mayoría absoluta de los miembros del COP, el 22 de agosto de 2006, este señor al frente de un inescrupuloso grupo minoritario, gestionó con aliados extranjeros y locales la usurpación por vías de hecho y actos delictivos de la presidencia y demás cargos directivos.

La autonomía e independencia de los comités olímpicos nacionales, que la Carta Olímpica consagra como uno de sus principios fundamentales, ha sido violada reiteradamente en el caso del COP, no solo por actuaciones arbitrarias de autoridades nacionales sino también por dirigentes olímpicos foráneos que supuestamente deben velar por los principios que nutren el movimiento que representan.

Así, el señor Melitón Sánchez promovió, como miembro del Comité Ejecutivo de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), una supuesta “sanción” del COI contra el COP y nuestro país totalmente ilegal por que fue adoptada sin el debido proceso establecido en la Carta Olímpica, para chantajear con la amenaza de impedir la participación de Irving Saladino en las justas olímpicas a lo cual se accedió vergonzosamente con abuso de poder, atentando contra la certeza registral, la seguridad jurídica y el estado de derecho del país mediante un inaudito tráfico de influencias para satisfacer el contumaz designio del minúsculo grupo, delincuentes convictos incluidos, que hoy usurpa escandalosamente los cargos directivos del COP.

Entre los principios fundamentales del olimpismo destaca que este, “se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo y el respeto por los principios éticos fundamentales universales”.

Valdría preguntarse, vistos los desafueros cometidos contra el Comité Olímpico de Panamá ¿Qué buen ejemplo se ha dado a nuestros jóvenes atletas y a la sociedad panameña, si los principios éticos fundamentales han sido pisoteados desvergonzadamente por funcionarios y dirigentes inescrupulosos?

La Carta Olímpica preceptúa, como parte esencial del espíritu deportivo, la exigencia de “comprensión mutua, solidaridad, amistad y fair play” o juego justo. Todo esos buenos enunciados han venido a menos por los actos bochornosos, indecorosos y delictivos que hoy enlutan al olimpismo panameño en este 114 aniversario, con el agravante de que nuestros atletas y nuestra bandera serán menoscabados en sus posibles victorias y su esplendor con la presencia y participación fraudulenta, indignante e infame de directivos tramposos en la delegación Panameña para los próximos Juegos Olímpicos en Beijing.

Sin embargo, pienso que no todo está perdido. Primero porque después de una larga lucha se puso fin al nefasto reinado de Melitón Sánchez en el COP y, porque recientemente 24 de las 31 organizaciones deportivas unieron sus voces para repudiar los actos arriba mencionados, deponiendo diferencias subalternas. Igualmente la actitud digna del Dr. Ricardo Sasso, presidente de la Federación Panameña de Atletismo víctima del despojo de su cargo de vicepresidente del COP, al declinar una invitación para la entrega del Pabellón Nacional a Irving Saladino, expresando que: “No podía estar en la Presidencia de la República al lado de quienes con trampa y acciones fraudulentas usurpan la representación del ejecutivo del COP. Yo tengo dignidad y no puedo legitimar con mi presencia a una dirigencia que es producto de claros actos electorales ilegales y de asambleas inexistentes”.

Todos los actos ilícitos y delictivos cometidos contra el Comité Olímpico de Panamá han sido demandados y querellados ante los tribunales de justicia y esperamos que el juicio sereno de los jueces y magistrados se imponga, más temprano que tarde, para rectificar tanta inmoralidad, desafueros y vergüenza para poder celebrar con justa alegría nuevos aniversarios del olimpismo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 Jun 2017

Primer premio

4 1 8 3

CBBB

Serie: 20 Folio: 9

2o premio

3006

3er premio

0364

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código