Editorial: Las elecciones y el mito de Casandra

Cada panameño sabrá por quién votar. El mismo Apolo, que le otorgó a Casandra el don de la profecía, luego la condenó a que sus profecías no fuesen creídas.

Las elecciones y el mito de Casandra

Hay en el ser humano un afán por adivinar el futuro. Apolo, el dios de los griegos, le concedió a Casandra el don de la profecía. Tres mil años después, pretendemos lo mismo. Las encuestas toman el pulso de un momento en la opinión pública.

Pero, por diligente que haya sido la muestra, la estadística dista mucho de poder vaticinar el comportamiento de los electores que acudirán a las urnas. 

Al igual que en períodos electorales anteriores, La Prensa ha encargado a una empresa encuestadora medir la intención de voto y ha velado porque la metodología utilizada se ajuste a los más altos estándares de la industria.

El encuestador, sin embargo, se limita a registrar la respuesta. No le es lícito reinterpretar la consulta de quien, temeroso por revelar su verdadera simpatía, prefiere protegerse de las posibles consecuencias que la verdad (que indaga un extraño que le toca a la puerta) le pueda acarrear.

Y es que no es un secreto para nadie la manera tan grotesca como el actual gobernante ha intervenido en el torneo electoral. Tampoco lo han sido las presiones y amenazas enfiladas contra miles de panameños que de una forma u otra dependen del favor estatal para beneficiar a los candidatos oficiales.

Ni ahora ni nunca este diario ha pretendido pronosticar resultados ni quiere otorgarle a sus encuestas mayor peso del que la muestra tiene, menos cuando la intimidación avasalla a tantos.

De igual forma, es obligatorio resaltar que, así como las páginas de La Prensa han estado abiertas a todas las corrientes en cobertura noticiosa, en columnas de opinión y en propaganda política, este diario guarda distancia de todas las campañas y todos los movimientos, incluyendo los de quienes promueven el voto útil, el voto estratégico o el voto en blanco.

La nuestra es la misión de informar y la de servir de albergue a la razón y al debate. Cada panameño sabrá por quién votar. El mismo Apolo, que le otorgó a Casandra el don de la profecía, luego la condenó a que sus profecías no fuesen creídas.

Por ello, en el griego antiguo, casandra significaba “la que enreda a los hombres”. En la intimidad de la urna, terminadas las campañas, engavetadas las encuestas, oídas las recomendaciones y a salvo de las pitonisas, sepulta el miedo y vota, vota libre para seguir siendo libre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código