MEJOR FORMACIÓN

Educación científica y descentralizada: Federico José Guillermo Tejada

Cada año, desde hace décadas, los profesores y maestros realizan acciones para que se cumpla con una serie de exigencias, pero sus principales víctimas son sus propios estudiantes y el país, al no tener a tiempo el recurso humano necesario, debidamente preparado, para enfrentar las exigencias que el desarrollo nacional demanda.

El análisis de la realidad de nuestro sistema educativo ha sido, en reiteradas ocasiones, tema de discusión en amplios sectores de la sociedad panameña llegando a la conclusión de que es obsoleto. El sector empresarial amenaza con traer del exterior el recurso humano que necesita.

Se afirma que “el 36% de los panameños, con edades entre 12 y 17 años, no está matriculado en grado alguno de bachillerato. A los inscritos les toma un promedio de 9.8 años completar los seis años de educación secundaria”, indica el “Martes Financiero” de La Prensa, en “Fallas en educación agrietan el mercado laboral panameño” (ver edición No. 689, pág. 37). Esto es preocupante, puesto que de no haber un acuerdo de país, para ver qué es lo que realmente queremos en materia de educación, aunado con las necesidades del desarrollo económico, ¿adónde irá esta gran masa de jóvenes? Serán los futuros integrantes de las pandillas que parecen estar proliferando en Panamá o serán meras estadísticas de la cantidad de personas que tienen ingresos por debajo de los márgenes de pobreza, porque en el sector servicio los requerimientos en cuanto a preparación académica son cada vez más exigentes.

Creo oportuno replantear mis criterios vertidos acerca de la necesidad de descentralizar la educación panameña (Revista Lotería, No. 410, enero-febrero de 1997, pág. 21). Esto haría necesario que los municipios se comprometieran de lleno con el desarrollo de su recurso humano.

El papel del Estado, en este sentido, sería el de procurar que todos los estudiantes reciban la debida enseñanza para potenciar sus habilidades y destrezas y hacerlos competitivos en este mundo globalizado, en donde el estudiante debe tener un mínimo de conocimientos para pasar, centralizando las evaluaciones en el Ministerio de Educación, que sería el custodio de estas calificaciones y no los profesores y maestros, así como de la constante formación y actualización de estos profesionales.

La educación está en crisis, creo oportuno reiterar mi criterio de que hay que continuar con los cambios que se ha propuesto el Gobierno. En artículo anterior (La Prensa, 23/3/2010) hablaba de la importancia que tenía para la educación que se establecieran nuevos paradigmas para lograr una mayor eficiencia y eficacia del recurso destinado a este sector.

Pero, por más inversión que podamos destinar al renglón educación, no podremos avanzar al compás requerido si cojeamos de una parte importante: los educadores. Esto obliga a deponer criterios de fuerza, llegar a un consenso entre ambas partes en este asunto vital para la sociedad. Es una tarea impostergable adecuar el currículo a las necesidades que nuestro tiempo exige, porque lo que está en juego es el futuro de miles de jóvenes y el avance del país.

La educación no solo debe preparar mano de obra calificada para laborar, a los jóvenes también se les debe formar con un espíritu crítico, basado en el análisis científico de su realidad, tanto individual como de nación, para que así puedan surgir, presentar y desarrollarse como empresarios.

Cuando yo era estudiante de letras, en el Moscote, hicimos lo imposible por lograr un laboratorio de lenguas, que se concretó al finalizar mis estudios. Unos meses antes de salir, fuimos invitados a conocerlo, ahí nos dieron una breve explicación, nos colocamos los auriculares y oímos una lección en inglés. Fue lo último que supimos de este esfuerzo estudiantil. La tecnología había llegado a la educación, pero la educación no estaba preparada para su llegada, y aún hoy, más de 30 años después, estamos discutiendo sobre su adecuación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código