FORMACIÓN

¿Educar o instruir?: Rolando Caballero Navarrete

Un grave problema que cargamos, desde hace años, es confundir la obligación de educar con el deber de instruir. El primero es obligación de todos los padres, madres y personas responsables de un menor de enseñarle los preceptos morales, éticos y de conducta social y humana, al igual que religiosos, que consideramos deben prevalecer en él o ella, desde su niñez hasta convertirse en adultos. El segundo, presumo que lo adivinan, es el deber que tiene el maestro de inculcar conocimientos específicos a las personas que tiene a su cargo en el aula de clase, ya sea sobre historia, geografía, gramática o ciencias, no podemos pretender que enviaremos a nuestros hijos a escuelas o colegios oficiales o particulares a que extraños los eduquen con sus valores o desvalores, con su moral o ética y que los devuelvan a sus casas como hombres y mujeres de bien.

Considero que ser maestro es una vocación, un apostolado más bien, pero igual requiere de mucha paciencia a la hora de impartir los conocimientos.

No estoy de acuerdo con las acciones de protesta, con la excusa de que con ello se está educando a los estudiantes sobre su derecho a reclamar. Es que el docente no está en las aulas para educar, está para instruir y para ello ha sido preparado en las escuelas normales o en las universidades del país.

No cabe duda de que un paro de labores no beneficia a nadie, pero lo hilarante de la situación fue que con el nuevo llamado a paro se eligieron dos días, justo después de recibir el pago quincenal y justo antes del fin de semana. Por favor, quién puede creer el cuento de que no era para tomar un fin de semana largo.

Si no es así, les pido disculpas, siempre he estado a favor de las reivindicaciones sociales y los maestros y profesores, que me conocen, saben que siempre he velado porque se les respeten sus derechos, pero jamás, jamás estaré de acuerdo con una paralización de labores. El daño que se le causó a la educación con la huelga de 1979 es irrecuperable y debería ser irrepetible.

Siéntense las partes a dialogar y dejen de discutir, exijan lo justo y saquen de la lista peticiones de prebendas personales o favores por amistad, quien tiene la ley de su lado no debe temer y debe aprender a exigir que se cumpla lo que en derecho corresponde.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 Jun 2017

Primer premio

4 1 8 3

CBBB

Serie: 20 Folio: 9

2o premio

3006

3er premio

0364

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código