REZAGO DE LA IZQUIERDA

Elecciones, balance y perspectivas: Olmedo Beluche

El perdedor de las pasadas elecciones fue Ricardo Martinelli, pues se rechazó la reelección disfrazada, pese a los millones gastados. Hacia Juan Carlos Varela se movieron los votos de los que querían echar al gobierno y de quienes buscan la continuidad de la “bonanza” económica del período de Martinelli, pero sin Martinelli.

Varela no hará cambios esenciales en la política económica, pero es posible que se concentre en aspectos formales para dar la apariencia de “mayor democracia” y ausencia de corrupción. Pese a las apariencias, la elección de Varela marca el continuismo. Cambia el magnate de los supermercados por el de los licores.

¿Por qué no hubo una corriente significativa de votos hacia los dos candidatos de la izquierda, Genaro López, del Frente Amplio por la Democracia (FAD), y Juan Jované, por la libre postulación? ¿Por qué muy pocos de las decenas de miles de personas que pelearon contra las medidas antipopulares y la violación a los derechos humanos del gobierno expresaron su rechazo a través de una de esas dos propuestas?

Un repaso somero a las campañas evidencia que ninguna se propuso el objetivo de identificarse como la que uniera y expresara a los que lucharon en Changuinola, San Félix, Colón, el movimiento magisterial y de la salud, etc.

Si bien los programas estuvieron correctos, casi no se agitó el voto de ruptura con toda la “partidocracia” (el régimen). La unidad que no hubo en las luchas, tampoco la hubo electoralmente y encima se quiso ser tan moderado, para ser “potables”, que terminaron aguándose. No se consiguió el voto ni de la mitad de los afiliados al Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares.

Reconociendo los pobres resultados, la participación de la izquierda en esta elección tiene elementos positivos: la suma de ambos superó el 1.1% para un total de 21 mil 932 (11 mil 127 para López y 10 mil 805 para Jované). Si hubieran ido juntos habrían colocado un diputado en el Parlacen. Ambos obtuvieron votos en todos los circuitos electorales, con lo cual la izquierda aparece con una presencia realmente nacional.

La votación al FAD fue notable en Changuinola con mil 232 votos (2.3%), Colón con 572 votos (0.6%), San Miguelito con 934 votos (0.54%) y la comarca Ngäbe-Buglé, circuito 12-3, con 577 votos (2.4%) y circuito 12-2 con 651 votos (2.4%). Jované obtuvo más votos que López en Colón con 857 votos y en Panamá: circuito 8-1 con 988 votos; circuito 8-6 con mil 638; circuito 8-7 con mil 195 votos y circuito 8-8 con mil 367 votos.

La izquierda no logró obtener ninguna curul de diputado a la Asamblea Nacional. A futuro conviene analizar la importancia de jugarse la elección concentrando la campaña en al menos un diputado (de preferencia en un circuito plurinominal, como el 8-6) tanto o más que en la elección presidencial. Recordemos el ejemplo de Evo Morales, que primero fue el único diputado en una Asamblea, pero eso bastó para construir en torno a él una propuesta alternativa. Se desperdició esta oportunidad.

Los candidatos a representantes de corregimiento del FAD sacaron más votos (colectivamente) que el candidato presidencial, siendo elegidos dos de ellos en la comarca Ngäbe-Buglé: Quintín Pittí, del corregimiento de Monte Lirio, y Virola Bordones, del corregimiento de Valle Bonito. Es importante ese voto en las comunidades, ahí está la semilla que hay que cultivar.

Algunos pretenden culpar de los malos resultados a ideas supuestamente “pasadas de moda”, que en vez de “rojo” hay que disfrazarse del “arcoíris”. Ese camino conduce a la autodestrucción. Mientras haya capitalismo, es decir, una sociedad basada en la explotación de clases, el socialismo constituye un programa de lucha actual y legítimo. Otra cosa son las tácticas electorales, porque la izquierda puede hacer alianzas con sectores más moderados, reformistas y pequeñoburgueses. En esas alianzas, los programas no tienen que ser socialistas, pero son un escalón necesario hacia el objetivo estratégico. Hay ejemplos de esto en todo el mundo. El error es el sectarismo, no el programa socialista.

Tanto López como Jované tienen una nueva oportunidad para convocar a la construcción amplia, democrática y unitaria del proyecto de los sectores populares y la izquierda panameña que dispute el poder en los próximos cinco años. En la búsqueda de ese objetivo hay que combatir, tanto las tendencias escépticas que propondrán renunciar a la lucha política para quedarse en el nicho del movimiento social, como las tendencias sectarias que temen sumar a sectores más allá de su limitado espacio orgánico.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código