SOCIEDAD

Empleo, cifras y percepciones: René Quevedo

Tenemos la tendencia a tomar ciertas cifras (como el aumento en la tasa de desempleo, por ejemplo) como verdades absolutas, para expresiones como “la cosa está lenta”, “el Gobierno no arranca”, etc., pero ¿qué dicen los números?

Entre agosto 2014 y agosto 2015 se agregaron 38 mil 490 empleos a la economía; 15 mil 481 más (+67%) que en el período anterior (2013-2014) y 23 mil 699 por encima (+160%) de las plazas generadas entre agosto de 2009 y agosto de 2010.

Pero hay que analizar la evolución del empleo en el contexto del crecimiento económico previo y posterior al 2012, año que marcó un hito en muchos aspectos y significó un importante cambio en los patrones de inserción laboral, con profundas repercusiones económicas y sociales.

Luego de tasas de crecimiento del PIB de 4.0% y 5.9% para 2009 y 2010, el país registró aumentos anuales del 10.8% y 10.2%, así como un 16.3% de incremento en la deuda externa (entre 2011 y 2012), lo que creó las condiciones para que en el 2012 se agregaran 120 mil 285 empleos a la economía, la segunda mayor cantidad generada en un año en lo que va de siglo, superada solo por los 132 mil 182 añadidos en 2004.

En 2012 hubo tasas de empleo sin precedentes, con 4% de desocupación y 3% de desempleo abierto, indicadores que hoy (2015) se ubican en 5.1% y 3.8%, respectivamente. Quiere decir que, comparado al año 2012, 19 mil 128 personas más en edad productiva y con deseos de trabajar no encuentran trabajo.

Entre 2009 y 2012 se crearon 195 mil 854 empleos (61% en un solo año, 2012), 9 de cada 10 de estos eran asalariados. Entre 2012 y 2015 se generaron 128 mil 875 plazas estables, pero solo uno de cada tres era asalariado. El porcentaje de nuevos trabajadores independientes en la expansión del empleo pasó de 2% en 2009-2012, a 48% en 2012-2015.

A pesar de las multimillonarias inversiones en educación y capacitación laboral, la población juvenil pierde protagonismo en la expansión laboral. El promedio de edad en los nuevos empleos subió de 42 (2009-2012) a 55 años (2012-2015), acentuando la pérdida de espacios por parte de los jóvenes, para quienes se generaron 7 mil 166 plazas anuales, entre 2009 y 2012, pero han perdido 342 anuales desde entonces, a pesar de la entrada al mercado laboral de 88 mil jóvenes por año; 22 mil de ellos profesionales universitarios, para quienes solo hay temporalidad e informalidad laboral.

En los últimos tres años, 129 mil 901 adultos encontraron trabajo y mil 26 jóvenes lo perdieron. El sistema educativo no genera las competencias que el sector productivo requiere. Las repercusiones sociales son obvias, sobre todo en materia de seguridad ciudadana. Si los jóvenes no encuentran la manera de ganarse la vida dignamente, la delincuencia siempre será una opción. Las estadísticas no son “buenas” o “malas”. Eso depende de lo que hagamos con ellas, pero lo peor es no hacer nada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código