ASESORÍA

Empresas familiares y gobierno corporativo: Diana Medina

Con relación a las empresas familiares, algunas investigaciones señalan que el 70% desaparece antes de los siete años, el 30% restante tiene una crisis severa antes de los 25, y menos del 10% supera la tercera generación. Considerando que en Latinoamérica estas representan el 90% del total, las cifras no son muy alentadoras para el desarrollo y permanencia del sector.

Como es de suponer, en este contexto hay importantes excepciones que son ejemplos a seguir. Una de las claves de éxito para algunas ha sido asumir las normas de gobierno corporativo como mecanismo de sustentabilidad del patrimonio y garantía de transparencia, equidad y claridad.

Una empresa familiar, no importa su tamaño, es una organización compleja, que además de manejar los problemas propios de un negocio, se enfrenta con cargas emocionales producto del tipo de relación que tienen los propietarios de la organización.

Los conflictos entre los miembros de la familia tienden a interferir en la gestión empresarial, por otra parte, un alto grado de informalidad y pocos esfuerzos por establecer prácticas, normas y procedimientos, limitan el crecimiento y promueven la falta de transparencia y disciplina, además de dificultar la definición de roles.

Es aquí cuando las normas de gobierno corporativo ayudan a fijar acuerdos a lo interno, que permitan evitar los problemas, fortalecer la armonía familiar y definir una ruta clara para el crecimiento, la sucesión y la sostenibilidad de la organización.

Una estructura típica de gobierno corporativo en este ámbito se inicia desarrollando un documento rector que algunos llaman “protocolo familiar” o “constitución familiar”, que regula las relaciones entre los dueños, accionistas y empresa. A partir de allí se crea una estructura que se denomina “consejo de familia”, encargado de ventilar las decisiones y la administración del protocolo, además de resolver los conflictos que puedan surgir. Estos consejos no son instancias de decisión ni administración de las empresas. Además, se establecen las estructuras típicas como son la asamblea de accionistas y la junta directiva, que tienen una injerencia directa con la operación.

Una herramienta fundamental para que estas estructuras funcionen es la comunicación. Canales claros y fluidos entre los órganos operativos y sus instancias de control, así como a lo interno del consejo de familia ayudan a prevenir conflictos y mantienen engrasados los mecanismos que potencian el desarrollo.

Es recomendable comenzar poco a poco a implementar estas normas, la incorporación de prácticas de gobierno corporativo transforman por completo los esquemas de interacción con la empresa y todos los miembros de la familia deben estar comprometidos en su cumplimiento para evitar conflictos posteriores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código