EMERGENCIA NACIONAL

Enfrentar el caos en el transporte: Javier Romero Gerbaud

La pesadilla que vive nuestro pueblo con el transporte público, simplemente, no la experimentan aquellos que toman las decisiones. Por eso, aquí les dejo unas recomendaciones que ojalá pongan en práctica antes que el descontento popular se descontrole.

Las empresas y el fisco pueden seguir perdiendo millones diarios, pero los trabajadores, que apenas logran sobrevivir con un sueldo base y cobran por hora o por trabajo entregado, les pasarán factura pronto si no resuelven este problema.

1. Hay que sopesar un cambio de vías. Ya se ha hecho antes; tres carriles hacia el centro, en la mañana, y tres carriles hacia las afueras, en la tarde. Ni siquiera hay que esperar a construir el “carril exclusivo” para los buses y se puede poner en práctica ya.

2. Hagan cumplir la ley. Es inconcebible que ante el caos actual no se vean casi policías en intersecciones clave de avenidas para evitar a los conductores juega vivo que obstaculizan el tráfico. Además hay que elevar a $100.00 y $500.00 las multas por obstaculizar el tráfico (si es que existen) y no solo en las intersecciones. Cada taxi que pare a recoger pasajeros sin salirse de la avenida es un buen candidato para esta multa.

3. Cambio de horarios a los principales usuarios de las vías. Los escolares, funcionarios y trabajadores de la empresa privada representan fácilmente el 80% del tránsito vehicular. Si crean un desfase de una hora entre la salida y entrada de estos sobrarían los buses que tenemos, porque al tener las vías despejadas pueden movilizarse más rápido.

4. Romper el monopolio. Desconozco los detalles del contrato con la empresa Mi Bus, lo cierto es que estamos ante una emergencia nacional que, obviamente, esa empresa no está en capacidad de resolver, menos sin ayuda. De hecho, sin descongestionar las vías (que se logra con las medidas ya descritas) poco sirven más buses circulando, a excepción de aquellas rutas que aun descongestionadas no logran cumplir con una frecuencia aceptable. Un monopolio rara vez se justifica, y si ya lo tenemos, esta es una oportunidad de oro para acabar o modificar su vigencia.

5. Transporte marítimo. Se puede explorar la factibilidad de operar rutas desde y hasta el área de Diablo (prácticamente frente a la terminal de Albrook), Vacamonte, en el oeste, y Juan Díaz y Pacora, en el este. Ciertamente, no favorece la distancia de la trayectoria del recorrido marítimo sobre el recorrido terrestre, pero cuando este último está congestionado el transporte marítimo pudiera ser viable. Considero que vale la pena explorar esta alternativa con lanchas rápidas, tipo catamarán, que ya brindan este servicio en otros países. Yo había oído de casos de hospitales, de bomberos y de hasta policías que han colgado llamadas de auxilio, pero nunca había presenciado un gobierno que, simplemente, no da respuestas en algo tan sensitivo como es el transporte. Espero que nuestros gobernantes ensayen al menos algunas de estas medidas, antes de que el descontento del pueblo se salga de control.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

19 Dic 2014

Primer premio

8 1 9 6

CBCB

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

0066

3er premio

0013