Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

PEDIDO DE CASTIGO

Estudiantes pandilleros: Anel Beliz

La ciudadanía se encuentra aterrada y ofendida por los acontecimientos ocurridos en el Instituto Nacional, otrora uno de los centros de estudio más prestigiosos del país, que hoy ha sido tomado por un grupo de pandilleros terroristas con el propósito de causar caos y amedrentar a las autoridades, a los educadores y a los estudiantes.

Hay dos aspectos de estos actos delincuenciales que me preocupan: el tipo de crimen cometido y la preparación y premeditación de estos, con la finalidad de alterar la paz social y afectar nuestra democracia.

El hecho de que un grupo de pandilleros (disfrazados de estudiantes) cometiera estos crímenes y preparara un video para anunciar sus desmanes, exhibiendo arrogancia e irrespeto a las leyes, a la Constitución y a la sociedad, demuestra que desde hace tiempo dejaron de ser estudiantes y que ahora se mueven en el ámbito delincuencial.

Sus actos comprueban que son pandilleros con experiencia criminal, y aunque sus cédulas demuestren que, tal vez, algunos son menores de edad, ellos piensan como adultos a los que no les preocupan las consecuencias de sus malas acciones en la sociedad. En este caso, el intento de asesinar a un profesor y a dos estudiantes, lanzándoles bombas molotov, como si ello fuera un inofensivo juguete.

¿Cuántos se han presentado ante las autoridades educativas o policiales para confesar sus delitos? ¿Cuántos padres han llegado a la rectoría para entregar a sus hijos responsables de tales delitos? Todo lo ocurrido debe ser investigado por el Ministerio Público, sin contemplaciones ni mano tibia para los responsables. Cualquier persona que le lance a otra una bomba molotov es un criminal, y debe tratársele como tal, igual que se hace en los países civilizados.

Los estudiantes que presenciaron estos hechos pueden identificar a los delincuentes enmascarados y deben denunciarlos, sin temores. No solo es un deber, sino algo necesario para salvaguardar la vida de muchísimas otras personas, sean profesores, estudiantes o civiles. Y de no hacerlo se convierten en cómplices y, al ocultar información, apoyan a los delincuentes.

En Estados Unidos, que protege a la juventud más que ningún otro país, a los menores que cometen crímenes se les trata y juzga como adultos, y son susceptibles a condenas severas. Además, allá o en Europa, cualquier ciudadano que amenace al Presidente de la Nación es enjuiciado como adulto y su condena es ejemplar, sin derecho a amnistía o reducción de pena.

Tengo temor de que el Ministerio Público, por presiones políticas o de otra índole, no investigue los hechos en el Instituto Nacional, o que las autoridades educativas digan que los jóvenes ya están arrepentidos y son angelitos, como ha ocurrido antes.

No me agradó que alguien señalara que posiblemente hubo infiltrados entre los alumnos, porque con esto se establece un mal ejemplo que empeorará nuestra ya maltrecha educación y justicia.

Esos pandilleros cobardes, que se escudan detrás de máscaras, han cometido delitos que calificarían en cualquier país como “tentativa de homicidio”, por “ocasionar graves lesiones” y considerarse “terrorismo”. Todos con premeditación y alevosía, como lo certifican los videos que prepararon, antes y después de sus abominables actos, para amedentrar a la ciudadanía.

La sanción que le cabe a los seudoestudiantes –más bien pandilleros y terroristas– debe ser ejemplar. De lo contrario, en el futuro tendremos otros hechos similares que lamentaremos y afectarán a muchísimas familias, igual que ocurre con el horroroso caso que describo, cuyos efectos entre los afectados aún son impredecibles.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código