CAMBIOS CONSENSUADOS

Evaluación y acreditación escolar: Julián Morán

El sistema educativo ha ido, como el clima, de estación seca prolongada a estación lluviosa, con tormentas y huracanes. Se ha sugerido de todo, desde reformas educativas, doble jornada, cambios en las estructuras académicas, de textos y evaluaciones, aumento de horas o minutos de clases, formación permanente de los facilitadores, laboratorios informatizados, incremento y disminución de los bachilleratos, hasta traer la experiencia educativa chilena, finlandesa, japonesa.

El sistema educativo está lleno de conflictos y vale preguntar: ¿Por qué? Intereses personales, económicos, politiquería, ideología de gobiernos, sistemas educativos foráneos. ¿En dónde está el problema? ¿Por dónde comenzar el cambio? Por lo elemental: Los gobiernos deben pensar en el beneficio del Estado–sociedad y no en sus partidos políticos. El Ministerio de Educación (Meduca) debe estar alejado de la politiquería, de intereses personalistas, de inventos y de cualquier tipo de mercaderes de la educación.

Hablar de evaluación de los centros escolares cuando sabemos que en estos nunca ha habido autogestión, porque el Meduca ha sido paternalista, y que la descentralización solo está en la Ley Orgánica, es infantil y contradictorio. Nuestras escuelas oficiales, en su mayoría, fueron construidas con los mínimos requerimientos físicos; son galeras antipedagógicas y ausentes de utilidad tecnológica. Por ejemplo, en muchos salones de clases solo hay un enchufe para el uso de las laptops y la conexión a internet no funciona. Pregunto: ¿Cómo se evaluarán los procesos pedagógicos, sin considerar las estructuras escolares? La calidad del proceso enseñanza aprendizaje está unida a las condiciones de los salones, los recursos didácticos, la cantidad de estudiantes por aula, la carga horaria del docente y el apoyo de los padres.

En el caso de la evaluación docente, en el sistema educativo, los supervisores regionales, coordinadores de materia y directivos de los colegios, hacen visitas a cada educador para evaluar el trabajo y, al final del año, se hace la evaluación de estos. ¿Cuál es la evaluación al docente? ¿Cómo el Ministerio evaluará, pedagógica y didácticamente, la formación intelectual o profesional que posee los educadores, si esta es fruto del esfuerzo personal? El Meduca solo da seminarios de una o dos semanas, por año.

En los países cuyos sistemas ocupan los primeros lugares en calidad de educación, hay universidades para la formación exclusiva de docentes, les pagan estudios en otros países, les dotan de todos los recursos didácticos necesarios y sus salarios son los más altos. En Panamá, los educadores gastan enormes sumas de dinero para su formación, porque la institución rectora de la educación no lo ve como su misión.

Es propicio el momento para volver a reiterarle a las autoridades del Meduca, que urge la creación de una universidad pedagógica, y la firma de acuerdos con universidades para que exoneren a los docentes de algunos pagos en postgrados y maestrías. Los cambios son necesarios, pero tienen que ser reales, objetivos y consensuados, no consideraciones de unos pocos. Recordemos que “las ideas no se imponen, se proponen”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código