EDUCACIÓN

Evaluando la mediocridad

Nuestro sistema educativo cuenta con un sistema de evaluación arcaico que premia la mediocridad y traiciona los mejores intereses de nuestra juventud y del país, así, por ejemplo, si un estudiante obtiene 25 puntos de un examen cuyo valor total es 50 puntos, es calificado con un 3.0, con lo que aprueba; sin embargo, en realidad ese estudiante bajo el supuesto hipotético planteado solo obtiene el 50% del total de puntos, es decir, la mitad de 50 que equivale a 25, si corremos el punto decimal para ajustarlo a la escala de 0 a 5, tendríamos que 50 equivaldría a 5.0, mientras 25 sería a 2.5 y no a 3.0, es por lo que algunos han dado por llamar a este sistema “la tabla regalona”, que desconoce la existencia del 0, vigente incluso en virtud de norma jurídica positiva.

Lo comentado previamente guarda relación directa con las razones por las cuales un alto número de estudiantes no logra ingresar a la Universidad de Panamá, institución de estudios superiores que tiene como requisito de ingreso la aprobación de los denominados “exámenes de admisión”, que son evaluados bajo otros parámetros que distan mucho de la panorámica vivida en los niveles de enseñanza pre-media y media. El sistema utilizado en la enseñanza post-media requiere que un estudiante obtenga al menos 35.5 puntos de 50 (71%) para ser considerado como satisfactorio, lo que equivaldría a una “C”. Traducido al plano práctico tendríamos entonces que un estudiante cuyo promedio es de 3.5, está por debajo de los estándares exigidos para cursar estudios superiores, peor aun si entendemos que en realidad ese 3.5 no es tal, por ser el resultado de la ponderación mediante la “tabla regalona”.

El asunto se torna más peligroso si tomamos en cuenta que la “transformación curricular” en curso, entre otras cosas, busca implementar algunos bachilleratos que permitan a sus egresados insertarse directamente en el mercado laboral o productivo, consecuentemente tendremos mano de obra y técnicos de 50%, incluso de menos. El tema ha sido ampliamente superado en otras latitudes donde se califica de 1 a 10, y la calificación mínima exigida es de 7, sin tablas ponderadas.

En nuestra opinión, ya es tiempo de que nuestras autoridades dejen de manejar el tema educativo con paños tibios, es justo y necesario tratar el asunto con visión integral, con estoicismo y tomando en cuenta el tema aquí planteado por ser de trascendental importancia. El desarrollo humano, cultural y económico real sostenible depende de ello.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

26 Abr 2017

Primer premio

5 1 8 7

BDBB

Serie: 2 Folio: 14

2o premio

0632

3er premio

1386

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código