RENOVACIÓN URBANA

Explosividad socioeconómica de Colón: René Quevedo

Setenta años de abandono y desidia gubernamental han convertido a Colón en una bomba de tiempo. Su paradoja es “la historia de dos ciudades”. En un extremo del Canal, la capital del país brilla con rascacielos, el Metro, los centros comerciales y restaurantes.

Es una urbe en vías de convertirse en el mini-Dubai del Pacífico. Solo a 80 kilómetros de distancia, Colón se corroe con edificios colapsados, aguas residuales, acueductos improvisados, desempleo, pandillerismo, violencia y frustración social. En 2008, la película Quantum of Solace de James Bond, presentó a Colón (segunda ciudad más grande de Panamá) como el doble de Port-au-Prince, de Haití (el país más pobre del hemisferio).

A inicios de la década de 1900 durante la construcción del Canal, Colón floreció con teatros, clubes, restaurantes y bulevares. Pero conforme la ciudad de Panamá creció y se modernizó tras la II Guerra Mundial, el brillo se desvaneció. La reducción y el cierre de las bases militares estadounidenses, con la transferencia del Canal a Panamá en 1999, aceleraron su espiral descendente. Con el aumento de la delincuencia y la pobreza, la clase media se mudó a los suburbios, a la capital o al extranjero.

La desproporción es hoy mayor que nunca. Entre agosto 2009 y agosto 2014 se agregaron 254 mil 560 empleos a la economía del país, pero solo 7 mil 79 en Colón. Es decir, por cada nuevo empleo creado en Colón se generaron 36 en el resto del país, 25 de estos en la capital.

Las comparaciones y repercusiones son más dramáticas si hablamos de los jóvenes (15 y 29 años). Entre 2009 y 2014 la economía del país perdió la mitad (48%) de su capacidad para generar empleo juvenil con relación al quinquenio anterior, lo que guarda directa relación con la quintuplicación del número de pandilleros, el aumento de 40% de la población penitenciaria y la epidemia delictiva que azota al país. Aun así, se crearon 27 mil 743 empleos estables para los muchachos, pero ninguno para los mil 730 jóvenes colonenses que perdieron sus trabajos.

El colectivo más volátil de esa provincia es la población joven que tiñe las calles de sangre, resultado de un proceso de alienación social y ausencia de oportunidades laborales sostenibles, cuyos resultados arrojan 84 homicidios en los 10 primeros meses de 2014 (en todo 2013 hubo 80) y la existencia de 35 pandillas, 24 se pelean un área de 16 manzanas. Colón requiere compromiso, planificación, recursos y apoyo para la reingeniería económico social que debe encarar. Por encima de las complejidades urbanísticas, el reto social que debe resolver el Proyecto de Renovación Urbana y Transformación Social será un factor determinante de su éxito, como marco para la creación del crecimiento próspero, inclusivo, sostenible y multisectorial de la ciudad dinámica, solidaria y pacífica que los colonenses merecen.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código