FALLOS DEL SISTEMA

Formación para el empleo: René Quevedo

Panamá está en una encrucijada, necesita formar los recursos que demanda su crecimiento y hacerlo de forma inclusiva para paliar los efectos sociales de la bonanza económica excluyente. En la última década la economía local se duplicó, pero también los homicidios, los robos a mano armada, los delitos, el número de pandilleros y los casos de violencia doméstica se incrementaron de forma exponencial.

Con un crecimiento promedio anual sostenido del 8%, más de medio millón de empleos creados e inversiones multimillonarias en educación y capacitación, hay más de 100 mil vacantes en el sector privado, 16 mil solo en el área técnica del sector logístico, pero el 70% no tiene una oferta académica pertinente. Para llenar entre el 28% y 45% de los nuevos empleos que generará la economía (2013 y 2025) se requerirá importar mano de obra, como ya sucede. Esto obedece a la desarticulación entre el sistema educativo y las necesidades del mercado laboral. El 64% de los jóvenes que culmina estudios secundarios entra a la universidad antes de cumplir 25 años, pero solo el 5% de los pobres lo hace. En otras palabras, el 95% de los pobres que termina el segundo ciclo entra al mercado laboral que exige tener 45 años de edad y 13.3 años de escolaridad promedio.

Durante el último quinquenio la economía generó por año mil 788 empleos estables para jóvenes (15-29 años), en contraste con las 15 mil 700 plazas anuales abiertas entre 2004 y 2009. Por esta oferta compiten los 22 mil 700 profesionales que cada año se gradúan en las universidades, los 12 mil egresados del sistema de educación profesional y técnica, los 43 mil graduandos del Inadeh y 210 mil “ninis” en esa franja de edad. El 43% de la expansión del empleo (2009-2014) ha sido informal y el 72% de los contratos son temporales. Los jóvenes pobres parecen “condenados” a una vida de informalidad y temporalidad laboral. No es una sorpresa, entonces, que el 65% de ellos busque trabajo, pero solo ocupe uno de cada 28 nuevos empleos estables; que uno de cada cuatro no trabaje ni estudie; que representen el 54% de la población penitenciaria y se vean involucrados en el 60% de las más de 70 mil detenciones que hace la Policía Nacional por año. La sostenibilidad de la inserción laboral es el principal indicador de efectividad del proceso educativo y mide la rentabilidad de inversión en capacitación. En este contexto, hemos fracaso en el propósito del sistema educativo de servir al empleo de manera competitiva e incluyente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código