SOCIEDAD Y ECONOMÍA

El papa Francisco, ¿es peronista?: José A. Friedl Zapata

En una de las pocas entrevistas que dio el arzobispo Georg Gaenswein, jefe de la Prefectura del Vaticano, y al mismo tiempo secretario privado del papa Francisco, al influyente periódico alemán Sueddeutsche Zeitung, afirma que a diferencia del Papa anterior, Francisco ha creado con su personalidad, su carisma, su humildad, una ola mundial de entusiasmo y de grandes expectativas. Ahora tendrá la difícil tarea de llevar a la práctica sus verdaderas metas, dado que muchas de sus palabras han llevado a toda una serie de interpretaciones de acuerdo con las tendencias filosóficas o ideológicas de quienes las oyen. Es así que, de acuerdo con el arzobispo Gaenswein, el Papa se verá obligado “a separar el trigo de la paja”, lo que incluiría también su pensamiento económico.

Fascina, como es evidente, el hecho de que su “nuevo mensaje” tenga un énfasis en la pobreza, que sea un Papa cercano a la gente, la combinación de humildad y amor que ha logrado recapturar la imaginación de muchos creyentes que habían perdido la esperanza en la Iglesia. Hoy en día es de nuevo cool ser católico. Pero Francisco es un Papa político también, y no se puede entender su pensamiento, muy distinto al de sus predecesores, si no se tiene en cuenta su origen argentino, dónde nació, se crió, predicó, combatió y fue combatido, e hizo política, en un país dominado por el movimiento todo terreno, el peronismo.

Se plantea entonces la pregunta: ¿Es el Papa peronista? ¿Habrá sido peronista? ¿Y cuánto de este movimiento político ha quedado impregnado en su mente y su accionar? Sí, el Papa fue peronista y militó de joven cura, en los años 70, en la Guardia de Hierro, una facción conservadora del peronismo de la que muy pronto se separará. ¿Significará algo a esta altura ser peronista?

El peronismo fue nacionalista, desarrollista, guevarista, social-cristiano, social-demócrata, fascista, pero siempre manteniendo un fuerte rasgo populista.

Francisco quiere dar a su pontificado un perfil popular, tercermundista, cuando no populista, y esto lo acerca tal vez a su experiencia peronista, también por su compromiso con los más humildes. Recordemos su trabajo en las llamadas villas miseria de su país. Allí encontraremos hoy solo fotos de dos de sus ídolos: Evita Perón y Jorge Bergoglio, hoy el papa Francisco.

El papa Francisco es conservador en materia doctrinaria, pero muy crítico de la desigualdad social y del capitalismo tal como él lo entiende. Sus palabras en esta materia ya le han traído muchas críticas. Es así que el primer gran documento de su pontificado, Evangelii Gaudium, la Alegría del Evangelio, muestra las cicatrices que le han quedado de su contacto con el peronismo de su Argentina natal. La Alegría del Evangelio no es un documento de carácter económico, pero es claro el mensaje crítico al libre mercado, cuando fustiga el desequilibrio existente entre ricos y pobres que “proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común”, agregando en otro párrafo “no compartir con los pobres los propios bienes es robarles y quitarles la vida. No son nuestros los bienes que poseemos; son los suyos”. Esta frase incitó al conocido economista argentino Alberto Lynch a comentar irónicamente que si el Papa con este pensamiento, contrario a los derechos de la propiedad, no estaría incitando a los italianos pobres a que asalten los tesoros del Vaticano.

¿Pero será cierto que el sistema capitalista, que tanto critica el Papa, deje desamparados y marginados a los menos pudientes? ¿Cuánto de verdad y cuánto de mito hay en estas tan difundidas críticas? Lo que el papa Francisco expresa es en definitiva un reflejo de una idea generalizada implantada en Argentina por el peronismo estatista y populista, que se ha difundido en América Latina más y más en los últimos años, y que se aleja de aquellos sectores políticos que defienden la libertad del mercado como mejor forma de crear riqueza, lejos, muy lejos de las actuaciones de funcionarios o comisarios políticos que quieren determinar el rumbo de nuestras economías, que muchas veces terminan en estrepitosos fracasos, y Venezuela hoy no es el único ejemplo.

Entonces, ¿cuál es el Papa verdadero en temas económicos? Esperamos una clarificación suya. Que separe entonces, como dice el arzobispo Gaenswein, el trigo de la paja.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código