CONTRADICCIONES

Francisco, un papa populista: José A. Friedl Zapata

Francisco, un papa populista: José A. Friedl Zapata Francisco, un papa populista: José A. Friedl Zapata
Francisco, un papa populista: José A. Friedl Zapata

Entre el 5 y el 13 de julio, el papa Francisco visitará Ecuador, Bolivia y Paraguay, y la presidenta de Argentina ya anunció que intentará viajar a uno de estos países para saludarlo. En este caso, sería la sexta vez que el pontífice la recibiría, siempre en encuentros amables, acompañados de fotos, regalos y palabras de alabo mutuo. Se intercambian frases como: “Cuiden a Cristina”, y la mandataria declara sentirse “iluminada” por la figura del pontífice.

El papa incluso pasó por alto las declaraciones que hizo Cristina Fernández de Kirchner ante la FAO, en Roma, afirmando que en Argentina bajo su mandato se redujo la pobreza a valores por debajo del 5%. Afirmación que es una mentira descarada, porque la propia Conferencia Episcopal argentina y las organizaciones sindicales calculan la cifra en 28%.

Es tal la desfachatez de la presidenta que llegó a afirmar que en Alemania hay más pobres que en Argentina, y el papa Francisco permanece envuelto en el más absoluto silencio, como si nada.

Muchos latinoamericanos, no solo católicos, están muy decepcionados y enojados con la actitud política del papa y, con mucho dolor, no entienden cómo con su poderosa investidura y su trayectoria de pastor de los pobres, en su natal Argentina, pueda darle apoyo irrestricto a una presidenta a todas luces corrupta y mentirosa. Ella se rodea de una mafia que en su mayor parte se encuentra bajo investigación de la justicia, sistema que quiere decapitar para que, al salir de la presidencia no la condene por los múltiples delitos que ha cometido y la llevarían a la cárcel.

¿Cómo puede el papa darle su apoyo a tan nefasto personaje de la historia política argentina, máxime ahora cuando faltan pocos meses para las elecciones presidenciales? ¿Cómo puede ser que el pontífice ignore la enorme corrupción que caracteriza al gobierno kirchnerista, que es también un factor importante de la pobreza en un país tan rico? ¿Cómo puede ignorar la sed consumista y los lujos con que se rodea la presidenta, la más rica de los mandatarios latinoamericanos, que además fuera su archienemiga cuando era el cardenal Bergoglio?

Fernández de Kirchner se aprovecha políticamente de Francisco para mantener su poder y su electorado cautivo, mientras que los partidos democráticos que compiten con ella y buscan un cambio se ven enormemente perjudicados por esta actitud papal.

Se plantea, entonces, la pregunta de si el papa en el fondo simpatiza con sistemas políticos populistas, parientes cercanos del peronismo que él viviera en su país natal, ignorando así el lado oscuro de la mandataria argentina y los peligros de esos sistemas populistas. Sus dos últimas encíclicas, Evangelii Gaudium y Laudato Si tienen en común que arremeten contra el libre mercado, que según Francisco no propicia el bien común, sino que deja el camino libre a las oligarquías económicas. Pero olvida mencionar otros peligros que atentan contra el bien común, como el estatismo, la enorme corrupción de muchos gobiernos y las dictaduras. ¿Piensa el Papa realmente que el libre mercado deja desamparados y marginados a los menos pudientes?

Referente a su última encíclica, dedicada a la ecología, el periodista italiano y vaticanista Sandro Magister publicó en el semanario L’ Espresso, con mucha ironía, que esta es “una especie de ensalada verde o más bien mixta, porque entre los verdes aparecen abundantes colores rojos”. No se trata de cuestionar la autoridad religiosa, pero sí de evitar que se confunda con una autoridad política o económica. ¿Por qué no le responde a las esposas de los presos políticos en Venezuela que le han enviado varias misivas, rogando su apoyo humanitario? ¿Cómo se entiende que estreche la mano y colabore con Raúl Castro, sin pedirle a ese tenebroso dictador que respete los derechos humanos en Cuba? Ese que se atrevió a decir, con cinismo, durante su visita al Vaticano que “si el papa sigue hablando así, volveré a rezar y regresaré a la Iglesia, y no lo digo en broma”. ¿Por qué el papa no se involucra en la defensa de la vida de los cristianos que son masacrados en Medio Oriente?

Mientras todo esto ocurre, en el Vaticano son cada vez más los opositores al papa Francisco, porque bajo su mandato la Iglesia se parece a un barco sin timonel.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código