ASAMBLEA CONSTITUYENTE

Frente a la autocracia: Olmedo Beluche

Desde el Movimiento Popular Unificado (MPU) sumamos nuestra voz a quienes rechazan la imposición de la Sala Quinta, porque es un paso más hacia la autocracia de Ricardo Martinelli. No se trata de que la Corte sea justa y democrática, siempre ha sido un mecanismo de dominación de la clase capitalista contra los trabajadores, sino de que cada vez más se centra en la voluntad del Presidente. El objetivo de la creación de esta sala constitucional es lograr la reelección inmediata de Martinelli sin reformar la Constitución, ni consultar al pueblo con un referéndum.

Implementar mecanismos democráticos para limpiar los órganos del Estado de la corrupción rampante requiere que el pueblo se movilice para imponer en las calles la convocatoria a una Asamblea Constituyente libre y soberana, u “originaria”. La Constituyente soberana u originaria es lo opuesto a la “Constituyente paralela” del PRD, que es una asamblea castrada para permitir reformas cosméticas.

Es lógico que el PRD y el panameñismo pretendan canalizar el descontento popular con un mecanismo como la “constituyente paralela”, porque ambos partidos son responsables de este régimen antidemocrático, solo los separa de Martinelli el hecho de que perdieron el control del Ejecutivo. El PRD y el panameñismo son cómplices de Martinelli en el sostenimiento de un régimen político que gobierna contra los trabajadores y que impide a los sectores populares participar democráticamente de los procesos electorales. Ellos votaron, junto al CD, en la Comisión de Reformas Electorales y en la Asamblea, para mantener los onerosos criterios que impiden constituir nuevos partidos y postular candidatos independientes. Lo único que los separa es la “segunda vuelta”.

Advertimos a los sectores democráticos, gremios y organizaciones populares que tengan cuidado con los cantos de sirena que las cúpulas del PRD y el panameñismo entonan para atraer a su redil electorero a los sectores independientes, buscando lavar la mala imagen de ser corresponsables del actual estado de cosas.

La asamblea ciudadana, gremios, sindicatos, organizaciones indígenas, campesinas, estudiantiles y populares deben coordinar acciones públicas para enfrentar los desmanes de Martinelli, defender las libertades democráticas e imponer la Asamblea Constituyente. Movilización que debe responder a un programa de reivindicaciones amplias, tanto democráticas como económicas y sociales, partiendo de demandas como: aumento general de salarios y congelación de la canasta básica, protección al sector agrario, respeto a los derechos de los trabajadores y de los indígenas que luchan contra la minería y en defensa de la salud y la educación públicas.

Solo con un frente popular independiente y la movilización que convoque habrá esperanza de un verdadero cambio para superar el régimen oligárquico. Los sectores populares independientes debemos exigir a los magistrados del Tribunal Electoral, que se sienten amenazados por Martinelli, una reglamentación verdaderamente democrática para que los dirigentes populares puedan ser candidatos a una Asamblea Constituyente, y en 2014.

No aceptaremos el chantaje de que los independientes deban postularse bajo el paraguas de ningún partido oligárquico. Eso estrangularía toda posibilidad de cambios reales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código