PREOCUPACIÓN

Fuegos artificiales, peligro inminente: Elvins Santander

En el ocaso del presente año, cuando el mes más bonito se hace presente, y algunas familias comparten y promueven la reflexión necesaria en la búsqueda de paz y felicidad, y le piden al niño Dios que les traiga prosperidad y armonía en los años venideros, quiero hacer una pausa y reflexión personal para expresar mi preocupación por la proliferación de quioscos destinados a la venta de juegos pirotécnicos, cerca de los hospitales y otros lugares de congestionamiento peatonal.

Durante muchos años hemos visto cómo se empaña la felicidad de las fiestas de fin de año, debido a las tragedias que se suscitan en algunas familias por el uso indebido de estos juegos pirotécnicos.

Algunos niños quedan lisiados, de por vida y se les arruina su niñez, por esta práctica descontrolada. Los jóvenes y adultos tampoco escapan de salir heridos, a causa de la irresponsabilidad de gente que, amparada por las autoridades, ven en la venta de estos productos un negocio lucrativo, no como una verdadera “ruleta rusa” que puede llenar las salas de emergencia de los hospitales con personas quemadas o heridas. Este negocio se puede convertir en algo peligroso, si no se maneja de la forma adecuada.

Hoy día hay empresas que utilizan los más altos estándares de seguridad y tienen una responsabilidad legítima con la ciudadanía para evitar desgracias. Sin embargo, desde la otra cara de la moneda las cosas se complican cuando vemos cómo se levantan quioscos temporales para la venta en cuestión, y proliferan en todo el país, pues ninguna provincia escapa de la venta de los juegos pirotécnicos. Es lamentable que ciertas autoridades locales y nacionales otorguen permisos temporales para levantar estos quioscos y, peor aún, que algunos sin permiso funcionen durante estas fiestas de fin de año.

Yo aplaudo a la primera dama de la República, Lorena Castillo, porque ha sido la única que promovió la seguridad social de los niños, por parte del Gobierno. El Despacho de la Primera Dama emprendió una campaña contra la práctica irresponsable de algunos que ven esto como el “gran negocio”. No obstante, al mismo tiempo hay otro sector gubernamental que otorga los permisos o, simplemente, no cierra ni desmantela estos locales que son un peligro inminente.

¿Cómo es posible que se haya permitido la instalación de uno de estos quioscos al lado del hospital San Juan Bautista, en Chitré, y de otro al lado de una estación de combustible en Penonomé?

Sumo mi inquietud desesperada al ver dos más, uno en la cinta costera, a un costado de teatro Assa, y otro al lado del hospital San Miguel Arcángel.

Muchos se preguntarán ¿quiénes son los dueños de estos locales y quiénes les dan permisos –si es que los tienen– para operar cerca de sitios de frecuente aglomeración peatonal y de fácil acceso?

A simple vista se ve que los propios locales, improvisados, carecen de las medidas mínimas de seguridad para evitar desgracias. Dios no permita que, por esta razón, ocurra una tragedia nacional como ya ha ocurrido, lamentablemente, en otros países en los que estas casetas explotan debido al calor o por no poseer los estándares de seguridad.

A manera de protesta, dejo plasmada mi inquietud para dar un aporte, como ciudadano, en algo que podemos evitar. Estoy seguro de que nuestras autoridades escucharán mi clamor –que se suma al de la gran mayoría de afectados– para que, en lugar de tristeza, exista mucha alegría y felicidad en esta Navidad y en la fiesta de fin de año.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código