SUMANDO ENEMIGOS

¿Quién es Garganta Profunda?: Mauro Zúñiga Araúz

Mucha gente me ha preguntado sobre este misterioso (a) personaje y yo me limito a contestar que una vez desaparezca este letal gobierno, voy a revelar su identidad. Pero es bueno que se sepan algunos datos.

Garganta Profunda se ha reunido conmigo dos veces. La última duró más de tres horas y me suministró detalles que me dejaron los pelos de punta. Esta persona está ligada a una institución de Estados Unidos que opera paralelamente a los órganos de poder formal de ese país. Hay muchas instituciones que funcionan de arriba hacia abajo, no al revés, de manera que muchas veces la Casa Blanca, el Departamento de Estado y sus organismos dependientes, ignoran lo que se está cociendo en las instancias superiores.

Me enseñó un file de sus actividades privadas, con fotos y todo. Le dije que eso era privado y se debe respetar. A nadie le debe importar en qué lugares le gusta libar con sus amigos ni con quién le gusta contemplar la aurora. Me enseñó otro más grande, clasificado por fechas y actividades no permitidas, y me dijo que aplicarán el mismo tratamiento que a los dos dictadores militares. Al primero, una vez que aseguró el centro financiero en Panamá y firmó los tratados que le permiten a Estados Unidos invadir nuestro país cuando a bien lo tengan, le aplicaron la operación Halcón en Vuelo y lo eliminaron. Al segundo, le dieron luz verde para todo y para que apoyara la operación Irán-Contras con el dinero de la droga. Cuando no pudo mantener el país estabilizado, se lo llevaron.

La alianza entre Cambio Democrático y el panameñismo se selló en la casa de la embajadora de Estados Unidos, hecho por todos conocido. Ellos sabían que Martinelli Berrocal iba a ganar las elecciones, con o sin Varela, pero no querían al primero por la naturaleza de sus negocios, sus trastornos psiquiátricos y su desmedido afán de poder y de dinero. Esperaban que ante la primera crisis, si esta no se atendía adecuadamente y se creaba una situación de inestabilidad, el cambio de mando se podía hacer sin violentar el orden institucional; pero el señor Varela no entendió el mensaje y el Excelentísimo, que sí lo entendió, no tuvo problema alguno en cooptarlo e involucrarlo en muchos negocios, de manera que hoy J.C. Varela no es garantía de independencia. Se quemó antes de entrar a la cocina.

El Excelentísimo le entregó el país a los gringos, gracias al legado que nos dejó su antecesor, Martín Torrijos Espino, al aprobar los nefastos decretos-ley por medio de los cuales se remilitariza el país, y a los que la Red Democrática Ciudadana se opuso enérgicamente. Panamá es hoy una enorme base militar que se yergue ante nuestros ojos y no nos hemos dado cuenta. Martinelli Berrocal, como Noriega en su momento, cumple las indicaciones del norte, sin chistar.

El problema se facilita, según me dijo Garganta Profunda, porque a Martinelli Berrocal no lo quiere nadie en ninguna parte. Es un factor urticante, tanto en los países del área como para su pueblo, para su propia gente y para los amos del mundo. Un hecho particular fue la visita del expresidente Clinton a Panamá. Su rechazo a las invitaciones de Martinelli no lo debemos ver a la ligera. Clinton prefirió irse de turista antes que saborear un té en el Palacio de las Garzas, a pesar de que el Excelentísimo se desvivió para tomarse una foto junto a él en la conferencia y éste le dispensó un trato ausente de química. ¿Por qué? Porque Bill Clinton pertenece al Club de Bilderberg desde 1991, antes de ser presidente de Estados Unidos, desde la reunión celebrada en Baden-Baden, Alemania. Este club es el que toca las teclas del mundo. (Véase mi columna del 27/10/2010 en este diario o en mi página web www.maurozunigaarauz.com). ¿Qué tenía Clinton que hablar con el Excelentísimo? Nada. En el norte, los diferentes grupos de poder tienen sus contradicciones sobre el trato a darle a Martinelli Berrocal. Son conscientes de que la crisis se agudiza, pero ven con mucha preocupación que Varela asuma el poder por los estrechos vínculos con el primero y su probada debilidad de liderazgo; por otra parte, interrumpir el orden constitucional en Panamá sería un exabrupto.

Martinelli Berrocal suma cada día más enemigos a su larga lista. La gente se pregunta y me pregunta, ¿qué es lo que quiere este señor? la respuesta no sale del círculo vicioso de poder y fortuna. Hemos visto que no es fiel a nadie. Eso lo demuestra todos los días. Son en estos momentos de crisis cuando los panameños tenemos que resolver, por nuestra propia cuenta, nuestros propios problemas, si no vendrán de afuera a hacerlo y, en ese caso, siempre seremos los perdedores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

26 Mar 2017

Primer premio

5 5 2 9

ADAA

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

1396

3er premio

7855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código